Lunes, 19 Ago,2019
Región / FEB 10 2019 / hace 6 meses

¡No hay tiempo que perder! Primero el Quindío

“Se debe buscar la unión de los quindianos, los no corruptos”.

¡No hay tiempo que perder! Primero el Quindío

El año pasado, por la consulta anticorrupción, alrededor de 100 mil personas del Quindío votaron.

Terminó el 2018, el más crítico para la clase política quindiana en los últimos tiempos. Los sectores tradicionales de la dirigencia, quienes determinaron la suerte política, electoral y administrativa del Quindío y sus municipios por años se encuentran, como pocas veces, seriamente cuestionados por la ciudadanía y gravemente comprometidos en investigaciones, algunos detenidos, los demás inmersos en procesos en los que está en juego su responsabilidad penal y disciplinaria.

Recomendados:
Capturas por valorización, los cinco alcaldes y el hueco de la estación: Armenia termina un movido 2018

Entre audiencias, marchas, promesas y fuertes lluvias, Quindío vivió un agitado 2018

No obstante su situación, estas fuerzas tradicionales, cuentan con el poder en la alcaldía de Armenia y la gobernación, donde el burgomaestre nombrado por el mandatario regional, a través de un rápido enroque, logró reunir en su gabinete una inusual coalición de fuerzas que generalmente “operan” independientes; representantes del sector de Luz Piedad Valencia, Ánuar Oyola, Sandra Paola Hurtado y David Barros Vélez, toldas en las que Castellanos se ha desenvuelto cómodamente a lo largo de su vida política y las que seguramente conformarán un bloque político para las elecciones de este año, en las que pretenderán ponerse a salvo de los fuerte vientos de renovación que soplan en el Quindío.

Ante esta brecha que se abre, los demás partidos, movimientos, grupos y en general las diferentes organizaciones alternativas que participan de la vida política, son los llamados a ocupar esos espacios forzosamente cedidos por las decisiones judiciales y que de no hacerlo, terminarán reconquistados nuevamente por estos sectores de la politiquería que buscarán reeditar su cuestionado liderazgo clientelista o endosar a sus herederos interesados “invertir” su dinero en una nueva hegemonía política.

Vea también: Corrupción, inseguridad y desempleo, lo más negativo según el 99% de quindianos

El mayor reto de las fuerzas alternativas estriba en dar respuesta cabal y oportuna a las aspiraciones de la ciudadanía quindiana quien el 2018, manifestó su inconformidad con los políticos que vienen gobernando. Esa respuesta debe partir de un gran acuerdo, de una convergencia convertida en un frente ciudadano inclusivo que demuestre que antes que las diferencias ideológicas entre grupos y partidos, todos tienen claro que el Quindío está primero.
 

Leer la realidad

El primer ejercicio debe partir de hacer una lectura de la realidad política que nos rodea, de esto depende que se encuentren respuestas pertinentes a las necesidades del momento. No se puede pasar por alto que atravesamos una coyuntura particular con un matiz diferente a lo que sucede en el entorno nacional: el problema esencial en el Quindío es la profunda corrupción que corroe sus instituciones, generadora de la crisis que hoy padecemos. Esta es la contradicción principal, diría la dialéctica, las demás, por graves que puedan ser, empleo, inseguridad, polarización, son aquí y ahora secundarias. ¡Se están robando el Quindío!

Lea también: 
La corrupción: El monstruo de mil cabezas que devora a Colombia

De manera que la polarización política todos los días mayor, que entraba, cada vez más el entendimiento de los sectores políticos y que priva de una respuesta oportuna la solución de nuestros problemas regionales, hay que congelarla por un tiempo. El asunto hoy, no es de acentos, ni uribismos, ni petrismos, ni fajardismos, ni otros ismos, ahora cuando el enemigo es la corrupción encarnada en la clase política clientelista. Ninguna de esas banderas individualmente consideradas, ataca certeramente la toxicidad de nuestro peor mal como sociedad. Antes que cualquier otra consideración partidista: somos quindianos.
 

Hay que actuar en consecuencia

Se debe buscar la unión de la mayoría de los quindianos, los no corruptos, sin descalificaciones inocuas, con espíritu inclusivo. Los corruptos no son ni apellidos, ni partidos, son ciertas personas de ciertos partidos y quienes han cohonestado con ellos, si quisiéramos ir más allá, identificando conductas corruptas con partidos, tendríamos que descartar a todas las facciones políticas para seguirle apostando a la división que tanto beneficia a esas camarillas deshonestas que tienen el poder.

Ese gran frente ciudadano debe adoptar una plataforma política, un programa, una hoja de ruta, que resuma los propósitos generales. Debe ser corto, conciso, ágil, pertinente; restauración y defensa de la ética y la probidad pública, defensa de los recursos naturales, la reconvención productiva, convivencia ciudadana, a manera de ejemplo, otros temas difusos y confusos, que aunque puedan ser válidos, generen discrepancias y desencuentros no deben acompañar el propósito regional.

Le puede interesar: Lucha contra desempleo y corrupción, bandera de los congresistas quindianos

Ese gran bloque alternativo deberá presentar en las elecciones de octubre un candidato a la gobernación, un candidato de unidad, una persona de conocida y limpia trayectoria, lo más equidistante posible de las diferentes expresiones políticas que integren el frente ciudadano, con experiencia, con madurez en la vida pública si se quiere y sin fundamentalismos de izquierda o de derecha que sea garante y ejecutor de una plataforma programática a defender. También un candidato a la alcaldía de Armenia y de los demás municipios que representen esa coalición, de acuerdo con las realidades políticas de cada uno de ellos.

Los candidatos a la gobernación y a la alcaldía de Armenia deben resultar de un proceso de concertación. Cualquier proceso de consulta abierta sin intentar consensos en este momento, corre serios riesgos producto del desgaste, fricciones y pugnas que suscitan estos debates, que pueden terminar dividiendo, o permitiendo la interferencia de sectores de la corrupción donde puede terminar corriendo el dinero para tergiversar la voluntad colectiva, como ha pasado tantas veces. Así debería ser por única vez, las características de la coyuntura lo ameritan.

Recomendado: 2016-2018, tres años de la alcaldía de Armenia opacados por la corrupción

Como se trata de una elección sui géneris, con características únicas se debe aprovechar, primero el desprestigio de esta clase política, segundo su judicialización, factores pocas veces coincidentes en la realidad política local, para presentarle a los quindianos una verdadera alternativa de gobierno. Los ciudadanos están cansados de lo mismo y exigen una propuesta coherente y colectiva.
 

La tarea no sera fácil 

Si fuera solo elegir entre candidatos perfectos no habría inconveniente, si se tratara de elegir entre un grupo selecto de ángeles la tarea seria fácil como coser y cantar, pero no, seguramente se tendrán objeciones personales para uno u otro candidato, huelga decir que no existe el ideal, tocará transar por menos de lo que se quiere, es más, es posible que toque “tragarse algunos sapos” a la hora de elegir el mal menor. Si se desaprovecha esta oportunidad, si por causa de una polarización estéril que para nada le ha servido al departamento salvo para que algunos contribuyan estratégicamente a atizarla para mantener la división, se habrá perdido una opción irrepetible para cambiarle el rumbo al Quindío y entonces estará condenado a otros 50 años de hegemonías políticas de los gamonales de siempre. El asunto es de corruptos y no corruptos, no de derechas o de izquierdas, no de uribistas y petristas. No será fácil superar odios estériles, casi siempre entre gente buena, a que nos ha acostumbrado que para nada le sirve al departamento.

Vea también: ¿Cómo respondieron los quindianos a las siete preguntas de la consulta anticorrupción?

Existe una amenaza que bien vale subrayarla y tiene que ver con el triunfalismo que puede generar en los sectores alternativos los buenos resultados electorales del año pasado particularmente en el Quindío: en las elecciones presidenciales Sergio Fajardo obtuvo tuvo una de las más altas votaciones, Petro logró la votación más alta que ha tenido la izquierda en toda su historia, igualmente en las parlamentarias Antanas Mockus logró que la Alianza Verde duplicara sus senadores, Robledo se mantuvo como uno de los senadores más votados y como si fuera poco la Coalición Colombia logró que 11 millones de personas votaran la consulta anticorrupción y más de 100.000 votos en el Quindío, un verdadero logro ciudadano. Resultados evidentemente alentadores pero que no pueden hacer creer que en la lucha regional de octubre se puedan trasladar automáticamente a las urnas en la contienda regional. Estos resultados evidencian, sin arribismos, el grado de inconformidad de la ciudadanía con sus representantes de la política tradicional y el deseo de escuchar unas propuestas realmente alternativas si se quiere contar con su respaldo en las urnas, de ninguna manera un llamado a la suficiencia y al triunfalismo que excluya a muchas personas y grupos valiosos que si bien no encajan en un determinado perfil ideológico pueden contribuir al éxito de la tarea de derrotar las maquinarias, será una tarea de casi todos, si se quiere empezar a cambiar la historia política de la región. 

Valdría la pena insistir en el cansancio de los quindianos ante tanta división sin que de ello saque ningún provecho su sociedad. A la gente le interesa menos la preponderancia de Petro o de Uribe en el escenario nacional y mucho más que se cambie el rumbo y se le dé solución real a sus problemas más acuciantes como el flagelo inmisericorde de la corrupción a que han estado sometidos por tantos años. 

Es entonces tiempo de consensos ahora que empiezan a aflorar precandidaturas.


Óscar Iván Sabogal Vallejo
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net