Martes, 16 Jul,2019
Salud / MAR 20 2019 / hace 3 meses

No soporte más el dolor articular, existen alternativas de tratamiento

Autor : Lorena Zapata López

Acudir a tiempo donde su médico de confianza le evitará el avance de cualquier enfermedad articular. 

No soporte más  el dolor articular,  existen alternativas de tratamiento

No es necesario soportar el dolor y otras sintomatologías molestas e incapacitantes, la medicina cada vez le brinda más y mejores alternativas de tratamiento.

Las articulaciones son fundamentales en la realización de los movimientos diarios, si no están en perfecto estado afectarán el bienestar y armonía para todas las actividades a realizar —caminar, comer, cocinar, escribir, tejer, entre otras—. No es extraño escuchar a algunos abuelos y personas mayores decir “me duelen las coyunturas”, son las articulaciones las encargadas de permitir la unión de los huesos con otros huesos o con los cartílagos, posibilitando el movimiento adecuado. El doctor Roberto Jairo Mejía habló para LA CRÓNICA sobre este tema. 

Existen varios tipos de articulaciones, sin embargo, en general las más afectadas por dolores son las de tipo sinovial formadas por una cavidad compuesta de un líquido que le da el nombre y recubiertas de cartílago articular; estas son principalmente la cadera, rodillas, hombros, dedos y manos, las cuales permiten tener una gran movilidad. 

Vea también: Fibromialgia, la enfermedad del dolor constante

La exposición de estas articulaciones a todas las actividades diarias e inadecuados hábitos en la alimentación, el sedentarismo, actividades de sobrecarga física, etc., pueden generar inflamación articular, artritis, bursitis o afectación de músculos y tendones, lo que finalmente se ve reflejado en dolores que la mayoría de las veces empiezan suavemente y se van volviendo insoportables cuando no son tratados.

Hay muchos factores que influyen en la aparición de enfermedades relacionadas con las articulaciones, desde el factor genético, alimentación, actividades repetitivas sin descansos intermedios o pausas activas, hasta la vida sedentaria. Las principales afecciones que se pueden derivar son la artritis reumatoide, la artrosis, gota, lupus y la fibromialgia, enfermedades que causan mucho dolor e incapacidad en grados avanzados


Tratamientos

Los tratamientos varían de una enfermedad a otra, el diagnóstico médico es fundamental para determinar qué medicamentos, terapias y hábitos debe adquirir la persona; automedicarse no es la solución. Dentro de los tratamientos actuales se destacan los de corte farmacológico y los de tipo biológico y complementario o alternativo. Las terapias biológicas, por ejemplo, permiten disminuir la inflamación, el deterioro de las articulaciones, además de controlar el dolor, ayudando al afectado a llevar una vida más activa.

Desde la medicina ortomolecular se estimula al organismo a aumentar la producción de cartílago, barrer radicales libres y disminuir la producción de toxinas que deterioran las articulaciones y la movilidad, a través de la colocación de vitaminas, oligoelementos y aminoácidos. Es la vitamina C uno de los mejores aliados constituyéndose en el principal productor de colágeno y quelante —eliminador de radicales libres—, necesario para el buen estado y recuperación de las articulaciones después de cirugías, esguinces, roturas de ligamentos y fracturas.

Le puede interesar: Inflamación en las articulaciones, un dolor crónico
 

¿Qué hacer para mejorar el estado de las articulaciones?

Si aparecen dolores, el diagnóstico médico es fundamental, muchas de las enfermedades tienen sintomatologías similares. Un diagnóstico acertado y a tiempo brindará posibilidades de una mejor calidad de vida y bienestar.

- Hacer ejercicio frecuentemente. Parar una vida sedentaria, pero antes se recomienda una valoración inicial del deportólogo y una rutina acorde a las capacidades y fortalezas de cada cual, cuidando de exagerar al inicio, ya que podría causar lesiones.

- De no poder asistir donde un experto, realizar actividades cortas al comienzo, caminar suavemente iniciando por 10 o 15 minutos diarios, por lo menos 3 veces a la semana, y aumentar paulatinamente. En una persona mayor, que no está acostumbrada a realizar actividades físicas, lo ideal es caminar con precaución y/o acompañado, un accidente a avanzada edad, puede resultar más incapacitante.

- Realizar pausas activas en el trabajo o cuando se practiquen actividades repetitivas. Por ejemplo, las señoras que tejen deben parar y hacer estiramiento de los dedos, muñecas y brazos. Igual para las personas que están todo el día sentadas o de pie en sus trabajos. Descansar y estirar será un aliado para la prevención de enfermedades articulares y de otros tipos. 

- Mantener un peso adecuado, ya que el sobrepeso y obesidad aumentarán los dolores y síntomas. La dieta adecuada es fundamental para prevenir enfermedades crónicas.

- Si ya se tiene alguna enfermedad de las articulaciones, hay que seguir los consejos del médico. El tratamiento para impedir el avance de la enfermedad y el adecuado manejo del dolor son fundamentales para el bienestar.

- Las terapias alternativas o complementarias son un excelente aliado, con resultados muy importantes en la mejoría del paciente y mantenimiento de la salud. Las vitaminas, oligoelementos y aminoácidos adecuados al diagnóstico médico, mejorarán su salud.
 

Redacción
LA CRÓNICA  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net