Miércoles, 19 Sep,2018

Cronichicos / OCT 05 2017 / Hace 11 Meses

Nuestros pilares, los valores institucionales

Nuestros pilares, los valores institucionales


El establecimiento educativo Camilo Torres  busca alcanzar la excelencia de sus estudiantes, tanto a nivel cognitivo como a nivel social, desarrollando en ellos una serie de aptitudes y actitudes que los forjan como seres humanos íntegros, los cuales están en la capacidad de enfrentar los desafíos que se les presentan en la vida diaria. Razón por la cual, se incentiva el trabajo desde el ámbito deportivo, cultural y académico, todo esto permeado de valores como el respeto, la tolerancia, la resiliencia, el amor. Además, dentro de la institución educativa, se destaca la importancia de la familia en el proceso de enseñanza aprendizaje.

En todo el proceso se motiva en nuestros estudiantes los valores institucionales: el respeto como una de las bases sobre la cual se sustenta la ética y la moral en cualquier campo y en cualquier época.  El respeto es aceptar y comprender tal y como son los demás, aceptar y comprender su forma de pensar aunque no sea igual que la nuestra en el marco normativo existente, la tolerancia para la aceptación de la diferencia y el manejo de conflictos mediante procesos formativos que lleven a la realización como personas y a la conformación  de equipos humanos. Y la  integración considerada como la apertura de la vida institucional para el proceso de inclusión que se presenta como un derecho humano, dirigido a todos los estudiantes y a todas las personas, considerando la heterogeneidad como condición de la sociedad.


La importancia de la paz

Por Yeimi Carolina Zamora López  7 C

La paz es armonía de nuestros corazones; poder compartir un ambiente sano para todos. Pero debemos aprender a perdonar, olvidando el resentimiento, el rencor y la ira. Ya que estos nos llevan a guerras, enfrentamientos y discusiones que generan maltrato. Debemos poner nuestro granito de arena por la paz. La paz se puede lograr cuando somos solidarios, copartidarios, amables, generosos y comprensivos. La tolerancia es la principal ayuda para la paz, ser tolerante es ser paciente, perdonador y sensible para con los demás.  ¿Qué pasaría si nos pusiéramos en los zapatos del otro? Esto sería un gran gesto y un acto de amor para las personas que comparten con nosotros.

Los invito a ser valientes para perdonar, olvidar el error, y ser más sinceros y generosos. Para finalizar ¿qué pasaría si te pusiera en el lugar de los otros?


Cuento El renacuajo pescador

Por Juan Diego Caicedo López 6 C

Había una vez un renacuajo que se fue a pescar y de paso se encontró al ratón vecino. 

- ¡Buenos días ratón vecino!, ¿Me acompañarías a pescar?

- El ratón le responde ¡me encantaría ir contigo! Así que el ratón vecino fue por su caña de pescar, pero pasó el tiempo y el renacuajo se cansó de esperar, hasta que a su casa lo fue a buscar, salió doña ratona y le dijo: está lavando los platos, si quiere mientras lo espera yo le canto un rato.

- Y mientras cantaba el pato tragón tenía hambre y se comió al ratón y el renacuajo salió corriendo, de un salto le pidió ayuda a su mamá. Y mamá rana trajo a un amigo lobo y este aulló espantando al pato comelón, que salió corriendo y vómito al ratón, y mientras el pato tragón lloraba el ratón se recuperaba. Todos se disculparon y nunca pescaron, pero como buenos amigos quedaron.


Toby el perro que cambió la vida de un niño

Por Juan José Marín Benítez, grado 5 A

Perro que fue adoptado en el barrio Popular fue llamado Toby.

Toby fue un perro encontrado en las calles del barrio Popular hace dos años. 

Toby era un perro que estaba en la calle y un niño que iba pasando con una bolsa al ver que el perro se fue detrás de él, lo quiso adoptar.

Aquel perro cambio la vida de ese niño porque él en la escuela iba muy mal, porque su padre se había ido y apenas el perro llego a su hogar, el niño empezó a mejorar en la escuela.

Toby es ahora el héroe de ese niño y su mayor compañía


Rojo

Por Juan José Rodrigo López, once A

Rojo como la piel bajo el sol de verano, rojo como el cuerpo de mi compañera, aquella perra con la que he vivido los mejores momentos, esa zorra que todos pueden montar, esa maldita zorra que guiada por una mala decisión digna de un alcohólico, estrelló mi débil y flácido cuerpo contra el duro pavimento a 40 KM/H, contra ese duro asfalto que destrozaba mis huesos y rasgaba mi piel 

Rojo, rojo como la sangre que cubre mi brazo, rojo como la sangre que inunda mi garganta y me impide escupir toda la mierda que llevo dentro, esa mierda que me trago para no acabar con los demás.

Institución educativo Camilo Torres

LA CRÓNICA

 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net