Martes, 13 Nov,2018

Deportes / MAY 28 2012 / Hace 6 Años

Otero hace historia en el Deportes Quindío

El arquero siempre está en desventaja con el delantero. En la final de la Champions el goleador Drogba se quedó con la gloria por sus goles a pesar de que su compañero, el golero Peter Cech, fue determinante en ese logro del Chelsea. Esa es la diferencia entre anotar goles y evitarlos.
Dicen algunos expertos que el guardameta está para interrumpir la emoción del juego: el gol. Sería injusto desconocer una brillante atajada, pero la tribuna explota es cuando se infla la red. El 17 de marzo de 2012, Alejandro Otero llegó al partido número 200 con el Deportes Quindío en un partido contra Nacional, el que muchos quieren jugar; pero esa noche no fue perfecta para el cuidapalos porque no pudo sacar la valla invicta, el juego quedó 2-2. En el fútbol actual donde los jugadores tienen afán de marcharse para definir su futuro económico son muy pocos los que pueden llegar a esa cifra con una divisa.

Hoy con 208 juegos disputados como titular de los cafeteros Otero está a solo 10 compromisos de igualar al argentino Américo Alejandro Tissera, arquero emblemático en la historia del onceno de Armenia. Tissera llegó con el Wanders de Argentina en 1951 y defendió la valla de los milagrosos durante diez años, pero curiosamente no integró el Quindío campeón de 1956. Por su parte, este caucano que debutó en 2005 ya suma siete años en Armenia y por su sentido profesional y señorío se ganó el cariño de la afición.

Nadie discute su papel como capitán del equipo, pero no ignoramos que en esa condición es mirado con cierto recelo por los dirigentes. Aunque hizo su estreno el 7 de mayo de 2005 en Cartagena, su consolidación como titular se logró dos años después, y en 2008 jugó los 24 partidos del torneo donde Deportes Quindío clasificó a una liguilla después de 10 años. Además, suma cuatro penales atajados a Alexánder Orrego, Gerson González, Alexis Viera y Rodrigo Marangoni. Una quinta ejecución desde el punto fatídico, fue remate desviado del argentino Martín Cardeti.

En una posición donde fácilmente se pasa de héroe a villano Alejandro Otero no ha sido ajeno a las críticas, porque como han dicho siempre los especialistas del puesto, los arqueros nunca dejan de recibir goles tontos y el aprendizaje es permanente. Tener la tercera valla más vencida en la Liga de este primer semestre nos marca las debilidades defensivas del equipo de Armenia.

Esto se debe a un plantel descompensado que brindó muchas ventajas en la media cancha, situación que se superó con la presencia de Hernando Patiño, y no podemos excluir a zagueros centrales y laterales de esa responsabilidad. Entonces no sería justo atribuir solo a los arqueros los 29 goles recibidos, recordemos que también jugó Camilo Martínez; aquí se tiene que hablar del sistema defensivo en general. ¿En cuántos partidos aparecieron las manos salvadoras de Otero?

No es fácil hablar de los méritos individuales cuando la campaña del onceno ha sido mala, pero sería mezquino pasar inadvertido el logro estadístico del número uno del equipo. Está claro que bajo la sabia instrucción de Reinel Ruiz, el guardameta Alejandro Otero ya tiene un lugar en la historia del Deportes Quindío. Ojalá Libardo Rivera, el hincha-estadígrafo del equipo, llene otro cuaderno con los registros de este caballero caucano con el onceno milagroso. Los que hacen los goles siguen acaparando titulares y tienen encima el ojo clínico de los empresarios.

Para aquellos que los evitan sigue la vieja sentencia de que ‘donde pisan los arqueros no nace más el césped’. ¡Qué injusticia!


Por: Danilo Gómez Herrera
[email protected]
Columna de opinión.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net