Viernes, 19 Oct,2018

En profundidad / DIC 18 2017 / Hace 10 Meses

Partió el amigo de los papas, el quindiano Guillermo León

El diplomático quindiano Guillermo León Escobar Herrán falleció este domingo en la clínica Villa del Rosario de Roma, Italia.

Partió el amigo de los papas, el quindiano Guillermo León

“El pensamiento social cristiano es algo vivo, deambula por la mente de muchos que ni siquiera saben qué están pensando cristianamente cuando expresan sus mejores ilusiones, sus mejores anhelos, sus más depuradas expectativas”, dijo Guillermo León Escobar Herrán en la introducción a uno de sus más de 20 libros sobre los temas sociales y cristianos que se robaron su atención para profundizar después a través de sus propias y sabias reflexiones.

En contexto: Falleció el quindiano Guillermo León Escobar, embajador de Colombia en el Vaticano

Escobar Herrán nació en Armenia en 1945, sector del parque Uribe. Fue bautizado en La Catedral de la Inmaculada y aunque muy joven se fue de la ciudad, mantuvo férreas amistades en la región, como Evelyn, Diego y Germán Hadad, y fue precisamente Germán, quien lo visitó con su esposa este año cuando eran evidentes sus quebrantos de salud. Hace cerca de 3 años, empezaron las dolencias.

Igualmente, Marta Rodríguez, Germán Medina, y por supuesto las familias de Camilo Cano Restrepo, de César Hoyos Salazar entre otros. Luz Helena y yo, lo llevaremos por siempre en nuestra memoria.


Vida por la sociología

Su vida se consagró al estudio de la sociología, carrera que terminó en la universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Ante su interés por ir más allá en su formación humanística se hizo magíster en educación, teología y romanística con Ph.D. en filosofía y letras y pedagogía de la universidad de Bonn, Alemania, de la que fue catedrático en muchas ocasiones.

Tras su especialización en ciencias políticas en la Pontificia Universidad Javeriana, se dedicó simultáneamente a la enseñanza desde la academia y a publicar importantes libros, entre los que recuerdo ensayos como Los derechos humanos en la doctrina social de la Iglesia y Los grandes desafíos: Los cristianos ante la realidad contemporánea y un estudio que tituló Humanismo Cristiano y Liderazgo.

Lo recuerdo en sus tiempos de contribuyente académico al desarrollo de la Unión Javeriana en Colombia recorriendo el país y formando conciencia alrededor de esa integración en compañía del padre Jorge Hoyos por ese entonces rector de la Javeriana y de Camilo Cano Restrepo, egresado de la facultad de Odontología de la misma universidad.

Vea también: Padre Carlos Quintero, nuevo administrador diocesano

Recorrió enseñando y transmitiendo magistralmente sus conocimientos sobre la iglesia, sus papas y la historia del cristianismo en un lenguaje sencillo, pero de tan profundo contenido como su vida de educador, politólogo, filósofo y de especial humanista.

Está en mi memoria, desde la época en la que por decisión de Misael Pastrana Borrero, presidente de la Fundación Simón Bolívar, fue nombrado su director general; viajaba por los países bolivarianos y el continente impulsando las causas políticas y sociales de la organización social bolivariana.

En alguna ocasión, lo cuento como anécdota, me correspondió en vuelo comercial entre Guatemala y Bogotá, viajar con él y el ahora expresidente Andrés Pastrana, luego de un encuentro de líderes conservadores del mundo, organización de la que era presidente Pastrana y su más destacado asesor, Guillermo Escobar Herrán. “Venga y váyase aquí con el doctor Pastrana, que yo me veo con él todos los días”, me dijo en un acto de generosidad y amistad que me honró siempre, permitiendo cambiar de silla en el avión en el que viajábamos para que en efecto me enrolara con Pastrana para hablar sobre el momento político del país y su irrevocable decisión de ser presidente de la República.

Hace varios años, la Academia de Historia del Quindío, AHQ, lo llamó para que fuera uno de sus miembros en propuesta que hizo en esa ocasión Gabriel Echeverri González y puesto ratificado por la academia bajo la presidencia de Jaime Lopera Gutiérrez. El país, Armenia y el Quindío, pierden con su muerte a una de las más brillantes inteligencias de la región.

Hace tres años, la alcaldesa de entonces lo condecoró a nombre de la ciudad y años atrás el departamento le reconoció como al preclaro exponente social y político y honroso quindiano.


Pastrana, Uribe y Santos

Los presidentes Andrés Pastrana Arango, Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos tuvieron en cuenta su nombre para la vida diplomática en Roma, la ciudad que tenía que ser. Cuatro años con el gobierno de Pastrana, todo el gobierno de Uribe y otra vez a partir del 2015 con Santos. Nadie tan cercano a los papas de los últimos 40 años. Santos le confió las gestiones para lograr que el papa Francisco viniera a Colombia y fue Escobar el mentor de la visita papal que sirvió para recoger a Colombia espiritualmente este año que está terminando. 

Regresó a Roma con el papa y pasados pocos días su salud se quebrantó gravemente. Dos cirugías y dolencias, que fueron superiores a la fuerza de su capacidad vital, se lo llevaron el sábado cuando en Colombia eran las 11 de la noche.


Los papas amigos

Guillermo León Escobar fue amigo personal de los papas Pablo VI (1963-78), Juan Pablo I (1978), Juan Pablo II (1978-2005), Benedicto XVI (2005-2013), y el actual Francisco. Fue invitado de honor a las más importantes ceremonias de la iglesia Católica universal en Roma y conferencista ante cardenales y obispos del mundo.


Palabras de Guillermo León para este tiempo

Hace 25 años decía el profesor Escobar Herrán: “Vivimos tiempos nuevos que conducen de la modernidad vivida a la posmodernidad presentida. En medio de múltiples razones que alimentan actitudes pesimistas frente a lo que acontece, existe al menos una que convoca al optimismo, y ella es el progresivo avance en el rescate del significado de ser persona”.

Sobre la corrupción sostuvo: “¡Un fantasma recorre las democracias y ese fantasma es el de la corrupción! Bien cierto es que no es un fenómeno nuevo, ha existido siempre en todas partes, pero ello no nos autoriza a trabajar bajo aquella peligrosa lógica que se expresa en el refrán “mal de todos consuelo de tontos” y decía a propósito: “Hay que combatir la corrupción de los medios. Es preciso tener en claro que –salvo algunas excepciones- a toda corrupción política va vinculada una corrupción económica y que toda corrupción pública va aparejada con una corrupción privada. No hay economía sana donde hay corrupción política, así como no hay política sana allí donde campea la corrupción económica”.

Recomendado: Fortalecimiento de la familia, legado que quiso dejar monseñor Salas

Las palabras de Guillermo León Escobar cobran vigencia en el mundo económico, político y social que nos rodea. La corrupción crece como maleza en tierra abandonada.

A este colombiano del Quindío le caben todos los honores no solo de su tierra sino del país que tuvo en Guillermo León Escobar a un digno embajador en Roma, que estudió y difundió la doctrina social de la iglesia que aplicó en el ámbito nacional con arraigado amor por Colombia.

Se esperan desde Europa los anuncios sobre sus exequias, mientras que en su natal Armenia se oficiará una ceremonia religiosa para elevar oraciones por el eterno descanso de su alma.
 

Miembro honorario de la AHQ

En la madrugada de este domingo falleció en Roma el embajador ante la Santa Sede, Guillermo León Escobar Herrán, ilustre hijo del Quindío y brillante intelectual, escritor y notable profesor y diplomático. Educado inicialmente en la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín en sociología, en Europa hizo estudios superiores de filosofía y teología primero en Bonn y después en Roma.

Le puede interesar: El papa Francisco nombra a obispo de Armenia como arzobispo de Barranquilla

Fue embajador en Roma por muchos años, gracias a su profundo conocimiento del Vaticano y de los hilos de la vida de la iglesia; escribió varios libros sobre humanismo cristiano y era muy apreciado por la curia en general. Fue miembro honorario de la Academia de Historia del Quindío y de varias academias eclesiásticas de Europa.

El gobierno colombiano en cabeza del presidente Santos y la cancillería han lamentado la muerte del ilustre quindiano. “En lo personal deploro la muerte del ilustre Guillermo León porque se trata de una pérdida muy grande para el país y la región; un ciudadano de talla universal cuya pluma brillo, igual que su gracia y especial gentileza. ¡Paz en su tumba!”, escribió Gabriel Echeverri González, escritor y columnista de esta casa periodística.


Jorge Eliécer Orozco Dávila
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net