Jueves, 18 Abr,2019
General / DIC 12 2013 / hace 5 años

Pautas: hablando sobre las figuras paternas

Después de haber comprendido el mecanismo de adquisición conductual de nuestros hijos y que se pueden modificar en cualquier momento de la vida, debemos reflexionar sobre las figuras primarias (paterna y materna) y la importancia de estas en nuestra vida y en el desarrollo. 
En muchas ocasiones como padres nos preguntamos: ¿Lo estamos haciendo bien?¿Nuestra postura es adecuada y va acorde con las necesidades de nuestros hijos? Para responder estas preguntas es importante tener en cuenta la forma como nos mostramos como figuras de autoridad, el ejemplo que damos y lo coherentes que somos con las reglas.

Entender este rol no es fácil, más cuando vemos la transformación en la configuración del patrón familiar, que ha pasado de procesos muy rígidos a otros muy flexibles o “nobles”.

Como padres debemos cumplir una función que regule las conductas de nuestros hijos, teniendo en cuenta el equilibrio que proporcionan las normas y reglas vs el afecto y flexibilidad, mezcla primordial en el refuerzo conductual. No se trata de estar en un extremo, la idea es llegar a un equilibrio.

Si la familia es de padre y madre se debe lograr el empoderamiento de las dos figuras sin que se encuentren en uno de los extremos, no importa si la madre es más normativa y el padre más flexible o viceversa lo que importa es el equilibrio entre la norma y la flexibilidad. Si en la familia solo está el padre o la madre, este debe cumplir la mezcla y saber cuando ser más normativo y cuando más flexible.



La reglas del juego en la construcción de las figuras son:

1. La razón fija: no cambiar inesperadamente.

2. Claridad: ser claro y conciso a la hora de establecer una regla.

3. No a la cantaleta: Cuando tengo una voz de autoridad no tengo que repetirlo a modo de cantaleta, esto puede ser contraproducente y generar mayor rebeldía.

4. No desautorizar: nunca como padres podemos desautorizar a la otra figura y menos frente a nuestros hijos, si estamos en contra de una regla establecida por el otro lo mejor es decirlo a solas y llegar a un acuerdo frente a la norma.

5. Mostrar amor: podemos conseguir hijos más reflexivos y conscientes si permitimos que reconozcan nuestro afecto equilibrado.

Cuando logramos el equilibrio en la pauta conseguimos que estas características de las figuras vayan directamente a nuestros hijos y a través del tiempo logramos fortalecer una muralla (Personalidad) alrededor de ellos, que se encarga de hacerlos personas más fuertes con posibilidad de decisión y protegerlos de algunos procesos sociales desfavorables.


Por: David Arturo Cubillos Valencia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net