Viernes, 23 Ago,2019
Armenia / FEB 05 2019 / hace 6 meses

Personera de Armenia, Juliana Ríos, se declaró impedida para sanción de Fanny Martínez T

La penalidad, por seis meses, se debe a que la funcionaria de Setta tardó 20 meses y 12 días en resolver un recurso de apelación interpuesto por un ciudadano

Personera de Armenia, Juliana Ríos, se declaró impedida para sanción de Fanny Martínez T

Fanny Martínez, titular de Setta.

La personera de Armenia, Juliana Victoria Ríos, se declaró impedida para resolver la segunda instancia de la sanción interpuesta por el ministerio público a Fanny Martínez Tafur, Secretaria de Tránsito y Transporte de Armenia. Ahora será la Procuraduría la encargada de definir si aplica o no la penalidad para la funcionaria. 

Lea también: Sancionan con seis meses de suspensión a secretaria de tránsito de Armenia

José Miguel Camacho, personero auxiliar de la ciudad, y quien aplicó el correctivo el pasado 7 de diciembre, dio a conocer que: “Ese fallo que se dio en primera instancia desde la Personería auxiliar, que firmó el suscrito, pasó a segunda instancia debido al recurso de apelación que interpuso la defensa de Martínez Tafur, y a raíz de una serie de observaciones que se hacen en ese recurso, Juliana Victoria Ríos se declaró impedida para conocer del caso y en este momento está en la Procuraduría regional”. 
 

La sanción 

El 7 de diciembre se dio a conocer que el personero auxiliar había “reprochado que la titular de Setta no aplicara el artículo 52 de la ley 1437 de 2011, que establece que los recursos deben ser resueltos en el término de un año. En el caso concreto, se pudo establecer que Fanny Amparo Martínez Tafur tardó 20 meses y 12 días en resolver un recurso que dejó en firme una sanción de tránsito en contra de un ciudadano, lo cual afectó el derecho a un debido proceso”, explicó el ministerio público.

De acuerdo con el personero, en el caso se configuró el silencio administrativo, puesto que al momento de dejar en firme la sanción en contra del ciudadano, Martínez Tafur había perdido su competencia por expresa disposición legal.

“La ley 734 de 2002, Código Único Disciplinario, establece en su artículo 48 numeral 35 que dar lugar a la configuración del silencio administrativo positivo es una falta gravísima”, añadió.

Como la secretaria procedió bajo el consejo de sus abogados, el personero consideró que la funcionaria actuó con “culpa grave”; es decir, sin observar el debido cuidado que cualquier persona imprime a sus asuntos, conducta que puede ser sancionada con una inhabilidad especial de entre uno y 12 meses”. 
 

Redacción
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net