Domingo, 18 Nov,2018

Región / JUL 24 2018 / Hace 3 Meses

“Por falta de vigilancia, el sistema de salud se tiñó de corrupción”: médico Marín Pérez

El médico Francisco Rafael Marín Pérez fue el ponente en el foro sobre actualidad en la contratación en salud, que se llevó a cabo en la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío. 

“Por falta de vigilancia, el sistema de salud se tiñó de corrupción”: médico Marín Pérez

La Superintendencia de Salud fue muy floja en la vigilancia de la ley 100 y eso permitió que el sistema se tiñera de corrupción, así lo aseguró el médico cirujano asesor en modelos de atención integral y contratación en salud, Francisco Rafael Marín Pérez, quien lideró este martes el foro ‘Actualidad en la contratación en salud’, que se llevó a cabo en la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío.

“Uno no puede satanizar el sistema de salud, porque entonces dejan de creer en él. Lo primero es creer que el sistema puede salir adelante. La Supersalud, desde el inicio de la ley 100, fue muy floja y un sistema con $40 billones, si no tiene vigilancia, se tiñe de corrupción. Entonces el problema no es el sistema ni su estructura, es que dejaron desarrollar la corrupción de manera paralela y no tuvieron una auditoría adecuada”, dijo el expositor.

Indicó que según las declaraciones del presidente electo, Iván Duque, la situación actual del sistema de salud tendría que cambiar para mejorar.

“Hay unos pronunciamientos del nuevo presidente y el superintendente, donde hablan de la evaluación de las entidades que son capaces de seguir y las que no, además tienen la decisión política de cerrar aquellas que no cumplan y crear un modela que realmente garantice la suficiencia y permanencia del sistema”.

Manifestó que la sostenibilidad financiera de una EPS es responsabilidad del Estado, sin embargo, este ha dejado a las entidades a su libre albedrío, lo que ha generado una situación de crisis.

“La sostenibilidad financiera de una aseguradora es el éxito del sistema, ya que una entidad que no cumpla con este requisito no paga a los prestadores y empieza a acumular cartera, lo que lleva a que el servicio sea malo. El Estado no puede desligarse de la responsabilidad de esta sostenibilidad, no obstante, las dejó a su libre albedrío, es decir, si se quiebran o no, es su responsabilidad”.

Marín Pérez explicó que una EPS es un delegado del Estado para la prestación del servicios de salud, al cual se le asigna un presupuesto que está fundamentado en la capitación por cada usuario.

“Si se pierde esa connotación se llega a la situación que estamos viendo actualmente, en donde al gobierno no le interesa lo que pase con las EPS y por eso hay una cartera gigantesca con los prestadores y muchos de ellos están en crisis”.

Agregó. “El tema es que cuando se quiebre la EPS, el Estado deja la cartera, crea otra y la entrega, pero no le monta la vigilancia que debe ni la estrategia de fortalecimiento para que esta sea exitosa, entonces esa nueva vuelve y cae. Un ejemplo claro es Saludcoop, que luego pasó a ser Cafesalud y finalmente vino un privado y la convirtió en Medimás. Es grave que se muera una entidad como esa y no pase nada, cuando esto debería generar una alerta de salud pública y se deben tomar medidas, primero para que los usuarios reciban el servicio de calidad y para que los prestadores reciban la plata que les adeudan”.

Finalmente, afirmó que los modelos de contratación tradicional tiene entorpecida la relación entre prestadores y aseguradores, lo que ha afectado la calidad del servicio.

“La ley estatutaria y la nueva norma están trayendo unos retos muy grandes para el sector, ya que está diciendo que hay que pensar distinto, que hay que tener una cobertura integral para los usuarios y pensar más en el resultado y en el impacto a la salud. Eso hace que se centre todo en el paciente, por eso los modelos de contratación deben migrar, ya que uno de los componentes más importantes, que es la relación entre prestador y asegurador, viene muy entorpecida por el modelo tradicional. Esto puede ayudar a que se gestione mejor el servicio a los pacientes y así agilizar y fortalecer esta relación”.
 

“Hay que equilibrar la balanza financiera”

El gerente del hospital San Juan de Dios de Armenia, Jaime Gallego López, afirmó que hay que buscar estrategias para equilibrar la balanza financiera de las prestadoras de servicios.

“La normativa está cambiando y el problema que tenemos de déficit y desequilibrio financiero del sistema se refleja en la operación local. Las deudas que tienen con los hospitales nos han llevado a buscar medidas y mecanismos que permitan un equilibrio”, dijo el funcionario.

Aseguró que en el evento se habló sobre los mecanismos de pago y la contratación, para que, conforme a la realidad y a las normativas, se hagan adaptaciones e innovaciones que permitan estar preparados para la prestación del servicio y la sostenibilidad de las empresas.

“La intención es que mejoremos la relación y que este elemento se vea reflejado en la calidad de los servicios que prestan las IPS a los usuarios”.


Tatiana Palacio Mejía
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net