Martes, 18 Jun,2019
Curiosidades / DIC 25 2018 / hace 5 meses

¿Por qué se celebra Navidad el 25 de diciembre?

Aunque históricamente se ha asumido que este día se conmemora el nacimiento de Jesús, la fecha tiene más razones astronómicas que religiosas.

¿Por qué se celebra Navidad el 25 de diciembre?

Las Saturnales, una de las fiestas que estaría relacionada con la fecha de la Navidad. / Antoine Callet, Wikimedia Commons

En ninguna parte de la biblia se menciona que Jesús nació el 25 de diciembre. Es más, de acuerdo a algunos cálculos astronómicos, lo más probable es que la principal figura cristiana haya nacido entre junio y octubre. Y las mismas escrituras sugieren que el nacimiento se dio en la primavera boreal, momento en el que los pastores cuidaban sus rebaños.

Recomendado: ¿Celebramos la Navidad en la fecha adecuada? La ciencia responde

Entonces ¿por qué se celebra navidad el 25 de diciembre? Una de las hipótesis más aceptadas es que, con el fin de conseguir más adeptos, la iglesia hizo coincidir el nacimiento de su principal profeta con el del Festival de las Saturnales, unas fiestas dedicadas al dios romano Saturno. De acuerdo a los historiadores, en estas festividades se daban banquetes, se relajaban las normas sociales y se intercambiaban regalos.

Sin embargo, las mismas Saturnales coinciden con otro evento: el solsticio de invierno en el hemisferio norte. Esta fecha astronómica, que suele caer el 21 de diciembre, tiene la noche más larga y marca el inicio del invierno. 

Vea también: 
Así se puede ayudar a las mascotas para soportar el sonido de la pólvora

¿Y por qué la gente celebraría la llegada del invierno? Los antiguos pueblos solían observar el movimiento de los astros no solo para guiar sus cosechas —Saturno, de hecho, era el dios de la agricultura—, sino también para inventar mitos y leyendas. El sol, el cual era una deidad recurrente en las diversas culturas antiguas, era observado durante el año y a medida que pasaban los días, se le podía notar cada vez por menos tiempo hasta que llegaba el 21 de diciembre y volvía a “nacer”.
 

Otras culturas

Que la celebración de una deidad importante coincida con este evento astronómico no es una coincidencia. Otras culturas alrededor del mundo también hacen lo propio. Por ejemplo, el festival persa Yalda, o Shab-e Yalda, es una celebración del solsticio de invierno en Irán que comenzó en la antigüedad. Marca el último día del mes persa de Azar. Yalda es vista tradicionalmente como la victoria de la luz sobre la oscuridad, y el cumpleaños del dios del sol Mitra.

Algo similar ocurre en China, donde se celebra el Dong Zhi —la llegada del invierno—. Basado en el calendario celestial tradicional chino, el día festivo generalmente cae entre el 21 y el 23 de diciembre y se celebra con reuniones familiares. Se cree que comenzó como un festival de fin de cosecha, con trabajadores que regresan de los campos y disfrutan de los frutos de sus labores con la familia.

Le puede interesar: Recomendaciones para enfrentar el guayabo en estas fechas decembrinas

Incluso en el hemisferio sur se celebra la llegada del invierno, solo que no el 21 de diciembre sino el entre el 21 y 23 de junio. El antiguo imperio Inca solía celebrar el Inti Raymi en honor al dios Inti —sol— con festividades y sacrificios de animales o posiblemente incluso de niños.
 


Representación de la antigua fiesta del Inti Raymi en el Cusco, Perú 


Luego, cuando llegaron los españoles, se prohibió esta celebración y se sustituyó por la tradición traída desde Europa. Como se sabe, este patrón se repitió en otras regiones de Latinoamérica. Particularmente paradójico es que en países sudamericanos se celebra la navidad con costumbres claramente invernales a pesar que técnicamente se encuentran en verano.

Visto lo expuesto, tiene poco sentido celebrar la navidad no solo si se es ateo —el nacimiento de un dios—, sino cristiano —es una fiesta pagana— o por último sudamericano —el solsticio es en junio—. Aun así, inexactitudes aparte, la Navidad puede ser un buen pretexto para pasar tiempo con la familia y seres queridos fortaleciendo los lazos que a veces la misma rutina nos lleva a desgastar


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net