Domingo, 24 Jun,2018

En profundidad / NOV 26 2017 / Hace 6 Meses

¿Por qué tanta violencia contra la mujer?

La sociedad necesita descontaminarse de tanta agresión sobre quienes expanden la especie humana. Para ello debe usarse la educación y dar ejemplo, así como aplicar justicia.

¿Por qué tanta violencia contra la mujer?


En los casi 20 años de este nuevo siglo, el maltrato verbal, físico, sicológico, sexual y asesinatos, siguen conformando la cascada que golpea a las mujeres de todas las edades y de todos los países, mientras que los hombres de todas las condiciones económicas y sin distingo del papel que desempañan en la sociedad, pareciera que sintieran ‘felicidad’, porque, igual que en épocas anteriores, ellas siguen recibiendo sus azotes.

Ha sido tal la magnitud del problema, que la ONU declaró el 25 de noviembre como “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”, además la definió como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, así como las amenazas de tales actos tanto en la vida pública como en la privada”.

Recomendado: 
“No hay cifras reales de violencia contra la mujer”: María del Socorro López


Pero la definición se queda corta -o no es clara- porque también hay violencia cuando son segregadas en los puestos de trabajo y se les paga menos que a los hombres. Asimismo, ha habido, y sigue existiendo, agresión cuando se le discrimina en la actividad científica. 

Hasta las academias de la lengua han tenido que asimilar palabras nuevas para reflejar este mal, tal como el vocablo feminicidio o femicidio. Y quien lo usó por primera vez –según Wikipedia- fue el escritor John Corry  en su libro: “Una visión sátira de Londres”, escrito en 1801, donde hizo referencia al término en el párrafo: “Esta especie de delincuencia puede ser denominada feminicidio, porque el monstruo que traiciona a una crédula virgen, y la somete a la infamia, es en realidad un asesino despiadado”.

Vea también: “El Quindío está entre los primeros en violencia a la mujer”

 

Diana Russell le dio vida al término feminicidio

Hubo que esperar casi 200 años para que esa palabra tuviese un amplio uso, cuando Diana Russell la empleó en 1976 ante el Tribunal Internacional de los Crímenes contra la Mujer. ​La inclusión en el idioma español se produjo a mediados de la década de 1990, al darle Russell su  significado en el escenario de las revelaciones sobre impunidad, en los asesinatos de mujeres de Ciudad Juárez en México.

Ella la definió como “el asesinato de mujeres por hombres motivado por el odio, desprecio, placer o sentido de posesión hacia las mujeres”.  Y ha habido tanta impunidad por parte de los gobiernos o quienes ‘aplican’ la ‘justicia’, que las  -o los- valientes que indagan y luchan contra la violencia de género, han acuñado otra palabra similar a feminicidio como es el término femicidio para diferenciar al criminal condenado de aquel que sigue impune.

Recomendado: Armenia registra 560 casos de violencia intrafamiliar al año


Están tan desamparadas por el Estado en muchos países, que no demora en salir otra palabra para enriquecer el lenguaje y que exprese esa negligencia. Un ejemplo de ese hecho lo presenta Susana Gómez; quien criticó a la justicia de Argentina porque no hizo nada aunque presentó 13 denuncias por las agresiones  de su exmarido. Al final la dejó ciega por los golpes.

El país austral también es noticia porque en la versión número 32 del Festival Internacional de Cine, de Mar de Plata, presentó películas que visibilizan este “cáncer social”. En el largometraje Primas de Laura Bari, se reconstruye la historia de superación de dos de sus sobrinas abusadas siendo niñas. Ambas fueron violadas y una de ellas quemada en un 60 por ciento, y la otra fue ultrajada carnalmente varias veces por su padre.

De archivo: “La violencia silenciosa, atenta contra la mujer sin ser evidenciada”

 

Son muchas las niñas violadas

En Argentina una de cada cinco niñas es abusada, pero la mayoría de los casos no se denuncia, tal vez, porque son intrafamiliares. Algo similar sucede en Colombia y no doy cifras porque los medios de comunicación u organizaciones defensoras de la mujer, frecuentemente denuncian ese problema.

Esa ‘enfermedad’, padecida por los hombres, se manifiesta en personajes de Hollywood, como el productor Harvey Weinstein, y el deporte tiene la  representación en Robson de Souza, más conocido como Robinho, exjugador de Milán, quien fue condenado a nueve años de cárcel porque con cinco ‘compañeritos’ también del Brasil, todos en estado de embriaguez, en 2013 violaron a una joven albanesa. También gobernantes, políticos, empresarios, sacerdotes, ‘educadores’, etc.,  manifiestan esta ‘enfermedad’.

Vea también: “En el Quindío se han reportado 250 casos de violencia sexual a mujeres”

Que el exceso de licor tornan malvados como a Robinho y a más de una persona, lo reveló una reciente investigación psicológica divulgada el pasado 22 de noviembre con el título: “Los hombres se vuelven más agresivos que las mujeres con el alcohol”. El estudio realizado por varios centros británicos, resaltó que beber alcohol provoca emociones negativas, como expresa Mark Bellis, coautor del artículo publicado en la revista BMJ Open.

Explicó que en la actualidad hay mucho material publicitario para promocionar las emociones positivas que se pueden esperar de la bebida. Manifestó además: “Nosotros creemos que es importante comprender mejor las negativas, si queremos ayudar a la gente a tomar decisiones informadas sobre este consumo, necesitan tener una imagen completa de cómo el alcohol afecta el estado de ánimo y las emociones”.

Recomendado: 18 mujeres asesinadas en lo que va de 2017

 

Bebidas alcohólicas los vuelven  más agresivos

El artículo indicó los distintos sentimientos que provocan bebidas alcohólicas como vino, cerveza y licores, y según Bellis “el consumo de estos últimos se relaciona con un mayor aumento de la agresividad principalmente en hombres y en grandes bebedores”. En la investigación recurrieron a respuestas anónimas en la encuesta on line más grande del mundo sobre el uso de  alcohol entre adultos.

Las emociones tenidas en cuenta fueron las siguientes: sentirse energético, relajado, sexy, seguro, cansado, agresivo, enfermo, inquieto y lloroso. El sondeo se realizó en 11 idiomas a unas 30 mil personas de 18 a 34 años de 21 países que habían bebido el año anterior, cada uno de esos tipos de alcohol.

Vea también: Defensoría crea programa para las víctimas de violencia de género


Según el estudio, los licores son los que provocan sentimientos más negativos. Casi un 30% de los bebedores de alcohol asociaron esa bebida con sentimientos de agresividad, en comparación con el 2,5% de los bebedores de vino tinto. Un 59% de los encuestados relacionó estas bebidas con sensaciones de energía y confianza, un 42.5% las asoció con sentirse sexy. Se destaca que los hombres fueron más proclives a relacionar los sentimientos de agresión con todos los tipos de alcohol.


La OMS también asocia la violencia con el licor

En resonancia con esta investigación, se tienen datos de la Organización Mundial de la Salud- OMS- que afirma: cerca de 3,3 millones de muertes, y uno de cada 20 casos de enfermedad y lesiones en todo el mundo, están directamente relacionados con el alcohol.

Vea también: En Quindío, 146 mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto


No solo el licor contribuye al ultraje de las mujeres, sino que también los gobiernos aportan su cuota de irresponsabilidad, como lo divulgó el informe: “Responsables políticos e igualdad de género: qué saben y por qué lo saben”, elaborado por Equal Measures 2030. Allí se destaca el alto grado de desconocimiento sobre el tema de los mandatarios de cinco países donde citan a Colombia, junto con India, Kenia, Senegal, e Indonesia. ¿Entonces, qué esperanza les queda a las mujeres colombianas?

 

Diego Arias Serna (*)
Profesor-investigador universidad del Quindío
[email protected]
[email protected]
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net