La Región / Enero 18 de 2017 / Comentarios

Propietarios de la finca El Portón piden apoyo de la Policía para puesto de control

Propietarios de la finca El Portón piden apoyo de la Policía para puesto de control

María Carmenza Pérez Puerta, una de las propietarias de la finca El Portón en la vereda Cocora de Salento, donde se han generado varias polémicas por el cobro de un paso hacía el Parque Nacional Los Nevados, solicitó a la alcaldía municipal que le brinde seguridad policial en el punto de control instalado en un camino alterno que se abrió para el paso de caminantes. 

“Hay un camino que está en pleito, el que está habilitado desde hace 20 años, y otro que yo abrí el año pasado y tiene todos los documentos legales. Yo decidí ‘prestarles’ el primero hasta que sea la justicia la que decida, teniendo en cuenta que ya hay una resolución que dice que no existe bien público ni servidumbre por la finca”, dijo. 

De esta forma, el documento dice: “Disponer la presencia de la Policía Nacional en el punto de control de la finca El Portón, para evitar un ataque que pueda perjudicar nuestros bienes e integridad personal o acabar con nuestras vidas e impedir la intromisión de personas en nuestra propiedad sin consentimiento, como ha venido ocurriendo”. 

Pérez Puerta afirmó que han sido muchas las veces que se han visto amenazados por las personas, al querer cobrar por el paso que está habilitado en la finca.

“La primera vez que pusimos el cobro, en 2015, le hicimos una caseta que tenía hasta un mirador, pero eso lo quemaron una noche. Han ido a amenazarnos con machete e incluso por teléfono. Hace poco, un señor terminó con una cortada en la mano porque se puso a pelear con uno de mis familiares y en un movimiento mal dado se apoyó contra uno de los alambres de púas y se cortó. Las cosas se han puesto muy violentas y en parte tiene que ver con el comunicado que sacó el alcalde a principio de mes, donde dice que no hay autorización para hacer el cobro”. 

Teniendo en cuenta el tema de seguridad al que hace alusión la quindiana, el documento también exige al alcalde de Salento, Juan Miguel Galvis Bedoya, que rectifique dicha publicación. 

“Aclarar que la administración municipal no le puede exigir a los dueños del predio que obtengan una autorización para cobrar por el uso del camino que atraviesa el inmueble de su propiedad, puesto que no hay una disposición legal que establezca dicha formalidad”. 

Los dueños argumentaron que la resolución 202 del 5 de diciembre de 2016, emanada por la alcaldía, negó las pretensiones de los solicitantes, en este caso los caballistas, fundamentando que, en el concepto de la secretaría de Planeación municipal, el camino que lo atraviesa no es un bien público ni está gravado con servidumbre alguna. 

“Cabe anotar que conforme lo señalado en la sentencia 112 de 2016, expedida por el Juzgado Único Promiscuo de Salento, en ocasión del proceso policivo en mención, la actuación administrativa se resolvió de acuerdo con las normas del Código del Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, teniendo en cuenta el informe disponible que constituye la prueba idónea en este caso, según connotada la jurisprudencia, y respecto del cual no existe alguna que la desvirtúe”. 


La historia del camino en El Portón
María Carmenza Pérez Puerta le contó a LA CRÓNICA cómo llegó a ser un camino turístico el espacio de dos kilómetros que atraviesa su finca y lleva al Parque Natural Los Nevados. 

“Nosotros hace 20 años pusimos un restaurante en Cocora, fuimos los primeros en fomentar el turismo en esta zona de Salento. En esa época, una pareja de campesinos le pidió a mi mamá que le diera permiso para pasar unos caballos por la finca, el cual fue concedido. Después de un año, cuando ya no eran dos caballos sino 20, mi madre decidió poner un broche, pero esa noche, un señor se fue con un machete a amenazarla y le tumbó el candado. Era una época de violencia en el país y mi familia decidió no pelear con ellos”. 

Según Pérez Puerta, durante los años siguientes decidieron iniciar con las labores para cerrar el camino, pues los usuarios invadían constantemente los porteros privados, incluso llevaban el fiambre y hacían cabalgatas. 
“Yo decidí gestionar los recursos para las cercas con la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y con Herencia Verde, ellos me ayudaron y así fue como creamos el famoso camino. La gente ya se había vuelto descarada, entraba a caballo a los potreros, nos dañaban las cercas y nos dejaban toda la basura”. 

Durante años funcionó el “callejón”, como ella le dice, sin embargo, luego de empezar a notar los daños ambientales de la zona y evidenciar la falta de control que se ejercía con el turismo, decidieron implementar el puesto de control, en 2015. 

“Ese camino lo usan por dos razones, la primera es que llegan a una cascada hermosa que está en la cañada, en la base de la montaña. La segunda es porque de ahí pueden subir a Herencia Verde, pero esa subida es bastante peligrosa”. 

María Carmenza aclaró que, a pesar de lo que dicen los ambientalistas y otros grupos, ese camino no hace parte de una historia, por el contrario fue creado por ellos mismos. 

“Acá vienen a decir que es un paso necesario y que es histórico, mejor dicho, según ellos, Simón Bolívar pasó por acá y tomó café con leche en la finca. Vea, Herencia Verde tiene dos formas de acceso diferentes a la mía, una de ellas es la original, con la que les vendieron el predio, la que debe estar en las escrituras como servidumbre. Para llegar se iban por la montaña, llegaban hasta un punto en carro y de allí caminaban, esa montaña la compró la CRQ y prohibió la entrada a caballo”. 


“No es un peaje”
“Quiero dejar en claro que lo que yo hago no es un peaje, como lo denominó irresponsablemente el alcalde. Es un puesto de control que pretende mantener en buen estado el lugar. Por el momento, el camino original no está habilitado de manera gratuita, con la condición de que no pueden entrar a hacer arreglos. El que estoy cobrando es el otro, el mío”. 

Afirmó que, por los cientos de caballos que pasan a diario, ese camino se encuentra en muy mal estado para los caminantes, por lo que decidió que el ‘nuevo’ es para las personas que deseen hacer el recorrido a pie. 
Finalmente, explicó: “Nosotros no estamos en contra del desarrollo turístico, lo que queremos es que se haga con control, que sea autosostenible y que las autoridades lo mantengan en buen estado. Vamos a esperar lo que diga la ley”. 

PUBLICIDAD

OTRAS NOTICIAS

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados