La Salida / Septiembre 08 de 2017 / Comentarios

Quijote fusilado, La Cuarta Pared de Argentina

Quijote fusilado, La Cuarta Pared de Argentina

Este viernes el 16° Festival Internacional de Artes - Armenia llega a su cuarto día, la cita de esta noche en Teatro Azul es con un destacado grupo de teatro proveniente de Argentina. 


Se trata de La Cuarta Pared, fundado hace 25 años en la ciudad de La Plata, con amplia trayectoria en investigación y  creación teatral, compartirá esta noche con el público quindiano la obra ‘Quijote Fusilado’, la cual aborda el tema de la violencia desarrollada a través de los personajes de Cervantes, con la particularidad que en esta ocasión son dos Quijotes los que, en el ejercicio de sus batallas imaginarias, discurren sobre la realidad política y social. Desde su estreno en el año 2013, esta obra ha recorrido varios países con gran aceptación tanto de especialistas como del público general, y ha sido merecedora de diferentes premios en festivales internacionales

LA CRÓNICA dialogó con Nicolás Masciottro y Guillermo Ale, actores de esta producción teatral, que se realiza en Armenia en el marco del festival internacional.

¿Cuál es el argumento principal de la obra ‘Quijote Fusilado’?
Es la visión romántica de dos personajes que, alimentados por sus ansias de justicia y equidad, enfrentan al mundo en una lucha desigual. Se cuestionan con ingenio el mundo social y político que les toca vivir, sabiendo que existe una violencia permitida y otra condenable. Y es esta violencia la que los predispone circunstancialmente a replantearse sus ideas.  

¿Cómo se comportan estos personajes de la literatura ante el mundo real?
Estos Quijotes tienen la particularidad, como en la novela, de estar maniatados por la razón e intimidados por la realidad que les toca atravesar. Que en este caso es el miedo, el temor de la lucha, y la criminalidad de un mundo que se empeña por devorar todo aquello que sea contraproducente a sus intereses. Y es aquí donde no sólo corren peligro sus vidas, sino sus ideas.

Vea también: Carmen Werner, Tiempo de conversación


¿Cómo fue el proceso creativo?
Nos fuimos remitiendo a fuentes como algunas decenas de entrevistas, y a las horas de conversación que tuvimos con testigos primarios de hechos de violencia en nuestro país, y demás lugares de Latinoamérica. También consultamos diferentes bibliografías y documentales, para luego comenzar con el proceso de dramaturgia.

En este proceso participaron personas de varios países: de Ecuador intervino alguien que nos diseñó especialmente unas máscaras de hierro para los personajes, así como también una experta bailarina ecuatoriana nos diseñó una coreografía para algunas escenas. La dramaturgia estuvo a cargo de Nicolás Masciotro; la actuación a cargo de nosotros dos; y la dirección de la obra fue realizada por La Cuarta Pared.

¿Cuánto tiempo les demandó la investigación y recolección de material?
Nosotros trabajamos con temáticas muy cercanas a nuestras actividades, además de obras de teatro, también realizamos documentales sobre Derechos Humanos.  Así que nos vamos nutriendo de mucho material. En particular, este trabajo de recolección de datos específicos nos llevó tres años o más.

La selección de las entrevistas que logramos recopilar en esta investigación se fue dando naturalmente, a medida que hacíamos giras por diferentes países. De manera ocasional nos cruzamos con personas que estuvieron relacionadas con hechos históricos sociales. Y partir de sus testimonios, empezamos a esbozar ideas que luego materializamos en nuestro país.

Vea también: Martín Sosa Cuarteto, ‘Lo mejor de cada casa


¿Cuál es la asociación que encontraron entre sus entrevistas y los personajes de Cervantes?
Principalmente el cuestionamiento de los métodos de lucha. Los personajes literarios para soportar la realidad juegan a ser otros: a veces se comportan como soñadores, y a veces como bárbaros, pero inteligentes y entretenidos. Y este panorama es muy similar a la historia de violencia que atravesó y atraviesa Latinoamérica en sus últimas décadas. Lo más probable es que esta especie de obra de teatro se convierta en una excusa para hablar de otras cosas, de algo más que lo que representan los personajes de Cervantes. 

¿La obra tiene una relación directa con la historia política Argentina de los últimos años?
Sí, y para este trabajo principalmente nos centramos en la problemática de los fusilamientos ocurridos en nuestro país en las décadas pasadas. Y en los asesinatos de los curas tercermundistas de Latinoamérica y Argentina. 

¿Cómo es la experiencia de trabajar con hechos reales y llevarlos al campo de la ficción?
Este proceso nos permite usar como codificador de esos relatos a personajes no reales que pueden emitir juicios categóricos sobre la historia y utilizar sus relatos como grandes verdades. Y así, podemos fusionar el mundo real y el producto de la imaginación de estos personajes. 

¿Cuál es la invitación para esta noche en Teatro Azul?
Invitamos a todos a que asistan a esta noche a la función de la obra ‘Quijote Fusilado’, una puesta en escena cuidadosamente escrita, en la que verán reflejados acontecimientos sociales y políticos que atraviesan no sólo la historia de la violencia en Argentina, sino también de otros países latinoamericanos, entre ellos Colombia, siendo un tema muy vigente para ustedes en este momento. Es la única función que realizaremos en Armenia, gracias a la invitación de Teatro Azul, así que no se la pierdan.


Germán Rojas Arias
LA CRÓNICA

PUBLICIDAD

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados