Miércoles, 19 Jun,2019
Región / MAR 20 2019 / hace 2 meses

Quindío, entre los 20 planes de cambio climático del país

La alternativa, que se puede convertir en un estilo de vida, es también una opción para salvar cultivos, ecosistemas y la misma humanidad. 

Quindío, entre los 20 planes de cambio climático del país

Las precipitaciones son una de las manifestaciones del cambio climático.

El Quindío está entre los 20 departamentos del país que adelantan el proyecto para contrarrestar los efectos del calentamiento global, a través del plan integral de gestión del cambio climático. El proyecto liderado en el Quindío por Juliana Acosta Jaramillo, directora de Desarrollo Rural Sostenible de la gobernación, acompañada por Hugo Mantilla Meluk, profesor de la universidad del Quindío, coordinador general del centro de estudios de alta montaña, procura preparar el terreno a través de las buenas prácticas ecológicas. 


El plan integral 

El proyecto va en la fase precontractual y busca la intervención de 1.748 hectáreas para restaurar en la región, a través de una adaptación basada en ecosistemas, que tendrá una inversión de $8.089 millones y explora la conectividad entre las áreas de protección con las privadas, y la estrategia de reconversión productiva que maneja un presupuesto de $913 millones. “Para esto se hizo una convocatoria y las personas que quisieran participar aplicaron”, sostuvo Acosta Jaramillo. 

Recomendado: Sin cambio de mentalidad no se detendrá el cambio climático 

Explicó que en el Quindío hay una percepción de que cuando se integran árboles al cultivo no se está siendo productivo —adaptación—. La otra alternativa era para hacer barreras vivas, de manera que en caso de vendavales se protejan los cultivos, estos dan sombra, entre otras bondades, pero se recibieron menos inscritos. 


Origen de la idea

La propuesta, que tiene un origen internacional, llegó al ámbito nacional en 2015, cuando Colombia se comprometió a disminuir sus emisiones de CO2 y a que sus regiones debían tener planes de cambio climático. Un año después, el ministerio de Ambiente trajo recursos para implementar el plan. En julio de 2018 se lanzó en el Quindío la política de cambo climático, la cual tiene una estructura de tres componentes: qué amenaza y vulnerabilidad tiene el departamento frente al cambio climático, con qué capacidad adaptativa cuenta y ejes estratégicos a trabajar. 

Una vez realizada la propuesta se inició la búsqueda de recursos a través del sistema de regalías, presupuesto que fue aprobado y hoy va en la fase I de implementación. A partir de ahora hay 36 meses para desarrollar el proyecto, que tiene cuatro ejes estratégicos: plan de adaptación, reconversión productiva, creación de capacidades y sostenibilidad del proyecto, explicó la directora. 

Respecto a porqué el Quindío fue elegido por el ministerio para la ejecución de este programa, Mantilla Meluk sostuvo que es porque el departamento tiene una característica histórica con una política verde y es una región del Eje Cafetero priorizada. 

Precipitación y temperatura

Acosta Jaramillo explicó que el plan de cambio climático habla de la vulnerabilidad que se tiene frente a la seguridad alimentaria, el recurso hídrico y el tema de infraestructura humana. Las amenazas más grandes, aumento de precipitación y el de temperatura

Recomendado de archivo: 1,3 grados aumentó la temperatura promedio

Como dato particular sobre el asunto, agregó que 16 de los años más calientes del mundo, se han visto después de 2000. El día más caliente nunca antes visto se vivió en 2018 en Colombia.

Para el Quindío la tragedia de diciembre —vereda travesías— en el tema de precipitación, es el mayor efecto de cambio climático, dado porque en dos días —viernes y sábado— llovió aproximadamente 200 milímetros, lo que puede sumar en agua lluvia en seis meses. No había ninguna infraestructura gris —construcciones— o verde —montaña— que sirviera de protección. “Allí había malas prácticas en la naturaleza, lo que fue un detonante”, acotó. 

En contexto: Bajo lodo y tierra quedó la escuela San Rafael con seis personas atrapadas

“Estos ejemplos llevan a repensar en cómo se hará la adaptación frente al cambio climático y es que nos tenemos que acoplar con la naturaleza, hay que sembrar en terrenos adecuados. No plátano y banano en la montaña, que la hará pesada y frente a una lluvia se va a desprender. Hay que pensar en cultivos resilientes”, aconsejó la directora. 

Para formular los planes de adaptación y la estrategia, Mantilla Meluk indicó que se debe conocer cómo capturar la información adecuada para generar acciones y que las personas estén preparadas. “Hay que ser competitivos para reproducir especies nativas, capacidad que no hay en el Quindío”. 


Sobre el cambio climático

El cambio climático es un fenómeno estadístico, en donde se le sigue la pista a una variabilidad climática que tiene unas tendencias. El planeta, por sus condiciones naturales, puede calentarse o enfriarse. “Estamos en uno de esos momentos en la Tierra, en el cual, preocupa que se va calentando un poco, así a veces llueva. La participación del ser humano, a través de sus actividades, en las dinámicas de la naturaleza, ha resultado, que los niveles en los que se está dando ese calentamiento, es mucho más rápido que lo que nosotros pensábamos”. 

Nos afecta en que el ser humano tiene sustentadas todas sus cadenas de economía sobre cosas que se pueden predecir, como la agricultura, si los ciclos se alteran, seguirle la pista es muy difícil. A 1,5°C más que aumente la temperatura, los microorganismos empezarán a desaparecer. Especies y partes físicas se afectan con estos cambios. 


Contexto internacional, nacional y local

Desde el año 2014, la Dirección de Cambio Climático y Gestión del Riesgo, Dccgr,  ha apoyado técnicamente la formulación de planes integrales de cambio climático en 15 departamentos del país entre los que está el Quindío, lo cual aunado a los planes departamentales en la línea base —Cundinamarca, Huila, San Andrés, Nariño y Risaralda—, permite señalar que el país hoy cuenta con 20 planes de cambio climático de orden departamental, lo que equivale al 62,5% de los departamentos y al 59,1% del territorio nacional. 16 de estos planes responden a un carácter integral mientras que los 4 restantes que solo incorporan el componente de adaptación se encuentran en proceso de revisión para su actualización e incorporación del componente de mitigación.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net