Miércoles, 19 Sep,2018

Región / FEB 12 2018 / Hace 7 Meses

“Quindío, uno de los destinos más escogidos por los venezolanos”: sec. de Familia

Según Elsa Adriana Sánchez, directora de poblaciones de la secretaría de Familia, muchos migrantes del vecino país se radican en el departamento por recomendación de un familiar o un amigo, quienes les dicen que es fácil llegar y son bien atendidos.

“Quindío, uno de los destinos más escogidos por los venezolanos”: sec. de Familia

419 venezolanos participaron en Armenia de la consulta que se realizó en julio pasado y en la que, por mayoría, los votantes rechazaron la constituyente de Nicolás Maduro / Archivo LA CRÓNICA

Quindío es el tercer lugar en el país al que más llegan venezolanos, así lo afirmó la secretaria de Familia encargada del departamento, María del Carmen Aguirre Botero.

Afirmó que de acuerdo con los estudios que se han realizado y con las estadísticas, el departamento tiene una de las tasas de experiencia migratoria por hogares más alta, es decir, que en la mayoría de las familias hay uno de sus miembros viviendo en el exterior.

Sobre el por qué es escogida esta zona por las personas del hermano país, Elsa Adriana Sánchez, directora de poblaciones de la secretaría de Familia, manifestó que llegan porque tienen familiares o allegados que viven o recomiendan la región.
 

“Vienen porque un familiar se lo recomendó, o amigos, que les dicen que es fácil llegar y son bien atendidos”.


La jefe encargada del despacho explicó que el año pasado atendió 496 personas, de las cuales 120 eran venezolanas

“El resto de la cifra corresponde a ciudadanos que se iban hacia Venezuela, constituían un hogar, tenían hijos y les tocó devolverse al departamento, por eso vemos que hay que poner orden y definir muy bien las políticas, porque no podemos permitir que haya una crisis en el aspecto migratorio”, aseguró Aguirre Botero. 

También afirmó que desde la gobernación se busca legalizar, mediante la asamblea, la modificación del consejo departamental de migración, el cual toma las decisiones y define las rutas de atención. 

“Nos hemos dado cuenta que muchos de los venezolanos jóvenes vienen sin libreta militar, porque en su país no es un requisito. Al llegar a Colombia hay que hacer los trámites, por lo que necesitamos un integrante de la Octava Brigada que haga parte del consejo y que les enseñe”.
 

Rutas de atención 

Johan Manuel Ureña, funcionario de inspección y vigilancia de la secretaría de Educación departamental, afirmó que a raíz de esta situación, vienen trabajando en la atención a la población. 

“Se recibe y atiende a todos los niños que lleguen del hermano país, ya sean retornados o venezolanos. Las instituciones educativas tienen cupos disponibles para quienes requieran el servicio de manera regular. Los colegios tienen la directriz de recibirlos a todos, lleven o no papeles de certificados de estudio. Si los tiene debe hacer un trámite ante el ministerio de Educación, que valida los estudios, si por el contrario, no tiene documentación, hay unas instituciones autorizadas para valorar a los estudiantes que deseen ingresar”.

Agregó: “En caso de que no tengan pasaporte o esté en trámite, se firma un acta donde el padre de familia se compromete con el plantel a que, en un tiempo prudencial de 90 días, legalizará la situación del estudiante”.
 

En el tema de salud

De acuerdo con Fernando Vivas Grisales, secretario de Salud de Armenia, hasta la fecha han atendido 380 venezolanos por medio del sistema.

“Los orientamos para que legalicen su estadía en Colombia, a través de Migración, y una vez tengan la cédula de extranjería los guiamos para que se les realice la encuesta del Sisbén. Los que traen pasaporte y manifiestan no tener capacidad de pago, los incluimos en un listado censal y les prestamos servicios de baja complejidad en salud, se les garantiza nivel 1 que incluye la consulta médica externa, consulta odontológica, medicamentos, consulta de urgencias, exámenes de laboratorio y atención hospitalaria”.

Sobre las condiciones de salud en las que han llegado los migrantes, Grisales señaló que han recibido madres gestantes y personas con sífilis y VIH.

Desde la secretaría de Salud departamental afirmaron que también han atendido varios venezolanos.

“Lo primero a tener en cuenta es que tienen que pasar por Migración para legalizar su situación, dependiendo de eso podrán acceder a los subsidios que ofrece el gobierno nacional, como el de salud, de lo contrario solo a mujeres embarazadas, personas de la tercera edad y niños les ofrecemos servicios temporales de urgencias, y en el caso de las gestantes, hasta que termina el embarazo. Cuando tienen su cédula de extranjería deben solo acercarse a la alcaldía del municipio donde vivan”, dijo el director de calidad y prestación de servicio de la secretaría de Salud departamental,  Héctor Mario Taborda Gallego.
 

Algunas medidas

Desde el gobierno nacional explicaron que la semana pasada se habilitó la plataforma de inscripción para segunda fase del Permiso Especial de Permanencia, PEP, para los venezolanos.
 

Las personas que quieran acceder al beneficio deben cumplir con los siguientes requisitos: haber estado en Colombia el 2 de febrero de 2018, que su ingreso al territorio nacional haya sido por el puesto de control migratorio habilitado con pasaporte, no tener antecedentes judiciales a nivel nacional e internacional y no tener una medida de expulsión o deportación vigente.


Elsa Adriana Sánchez, directora de poblaciones de la secretaría de Familia, indicó que la resolución aplica igual que la 5797, que fue expedida el 25 de julio de 2017, por medio de la cual se creó el PEP. Explicó que los venezolanos que accedan al beneficio deberán renovarlo cada tres meses, pero su vigencia será de dos años.

“Esto les va a permitir que puedan trabajar, estudiar y acceder a los servicios de salud, entre otros”.

Manifestó que el documento le permite desarrollar cualquier tipo de actividad legal dentro del territorio nacional, siempre que cumpla con los demás requisitos establecidos en el ordenamiento jurídico colombiano.

El trámite del PEP no tiene costo y se puede realizar desde el 7 de febrero de 2018 hasta el próximo 7 de junio de 2018, ingresando a la página web de Migración Colombia, www.migracioncolombia.gov.co

El pasado sábado, el presidente Juan Manuel Santos manifestó que se expidieron 1,6 millones de tarjetas temporales, sin embargo, todos los venezolanos, sin importar si tienen el documento o no, deberán registrarse en la Personería y en la Defensoría del Pueblo de cada ciudad, que estarán listas a partir de hoy con un formulario para hacer un proceso de registro que durará 2 meses. 

Sobre la medida, Piedad Correal Rubiano, defensora del Pueblo del Quindío, manifestó que “todavía no ha llegado el instructivo del formulario pero esperamos que en el transcurso de esta semana tengamos las indicaciones del nivel central”.

El presidente Santos aseguró que el Grupo Especial Migratorio, dirigido por la Policía Nacional, está en funcionamiento para ayudar a alcaldes y gobernadores a controlar el espacio público

“Hemos inutilizado de manera permanente cinco de las ‘trochas’ usadas para el paso ilegal, y las operaciones contra el contrabando se han multiplicado por parte de la fuerza pública”, agregó.

El jefe de Estado anunció que se reforzará el control del paso por el río Arauca, mediante la construcción de tres muelles fluviales y cinco embarcaderos, adicional a la creación de una capitanía de puerto.
 

La voz de una venezolana

Marciel Marbella Martínez Flórez, de 35 años, es una venezolana que hace dos meses llegó al Quindío con su esposo y dos hijos. 

Aunque primero estuvieron en Cúcuta  como vendedores ambulantes, les hicieron una oferta en el departamento que aprovecharon.

“Nos dijeron que había una finca para administrar, pero al llegar vimos que no era lo que nos habían prometido, y decidimos buscar otra opción para trabajar”.

Desde entonces están en Armenia, pero no ha sido fácil salir adelante. “Lo primera situación que vivimos fue quedarnos tres días en el parque La Constitución con los niños, hasta que llegó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, a decirnos que no podíamos permanecer allí con ellos, por eso nos fuimos de ahí”, narró.

A través de un grupo de venezolanos recibieron apoyo para pagar un arriendo, pero un mes después su esposo la dejó y se fue a vivir con una cuyabra.
 

“Él no me ayuda y ahora vivimos en el barrio Buenos Aires bajo. A pesar de que los niños ya están en una guardería, estoy atrasada con el arriendo, porque no conseguía trabajo. Apenas el viernes comencé a vender yogurt en las calles”.


Contó que en Venezuela vivía en la ciudad Barquisimeto, ubicada en el Estado de Lara, y trabajaba en casas de familia.

En este momento busca tener sus papeles al día, porque es hija de una colombiana, pero fue abandonada por ella desde que estaba muy niña y por eso nunca obtuvo la nacionalidad. Ahora espera reunir el dinero necesario para tramitar los documentos y estar de manera legal en Colombia, ya que  en su país de origen tampoco pudo autenticarlos, porque, según ella, cualquier  sello o registro es muy costoso.

Agradeció la orientación entregada desde la secretaría de Familia y espera prosperar con su trabajo.

“Cada vez es más deprimente ver noticias de Venezuela, por eso no pienso en volver”.


Va por la nacionalidad


Diana Carolina Ramírez Sossa, de 26 años, vive en Montenegro hace 15 días y aunque su padre es colombiano, nunca se preocupó por hacer los trámites de la nacionalidad, hoy, la situación del vecino país la obligó a iniciar el proceso.

Estaba radicada en la isla de Margarita y es licenciada en administración y contaduría pública. Allá  trabajaba administrando un bodegón, pero ya el sueldo no le alcanzaba para nada.
 

“Lo que recibía en una quincena apenas era lo justo para comprar un pollo, que podía costar entre Bs300 mil o Bs500 mil. Vivía con mi papá, mi mamá y dos hermanos menores”.


 Afirmó que gracias a que un hermano mayor viajó hace un año y se nacionalizó, ella se motivó a seguir sus pasos y buscar una mejor opción de vida.

“En este momento hay mucho desabastecimiento, nosotros vivíamos a 45 minutos de la ciudad, y en el pueblo se consigue agua y queso, pero harina no, el arroz es muy caro, pollo no hay, carne no hay, y cuando se consigue es cara. Me tocó ver gente que solo podía comer una vez al día, y otra que se acostaba sin comer, por eso cada vez que entro a un supermercado de aquí lloro. En mi país estamos muy atrasados, el gobierno sicológicamente nos ha dañado, no se puede surgir, no se es nadie, así haya estudiado lo que haya estudiado. Aquí las cosas son caras, pero se consigue de todo”, relató entre sollozos la mujer.
 

“Ya no me alcanzaba para pagar la comida”


Otro venezolano lejos de su tierra es Adolfo José Marcano Marcano, de 43 años, quien llegó al Quindío hace dos años, luego de que su hija, el esposo de ella y su nieto viajaran primero, tres años atrás.

El migrante aseguró que vivía en la isla de Margarita, Estado de Nueva Esparta, donde se desempeñó durante 14 años como coordinador de seguridad en hotelería y turismo.

Haber dejado su gente, el sol, la playa, la familia, amigos y sus 5 hijos, llena de nostalgia a Marcano, quien contó que hace cuatro años en su tierra natal todavía le alcanzaba para pagar lo de la canasta familiar, pero que después era imposible.
 

“Vendimos el carro y todo lo que teníamos, cerramos los ojos y nos vinimos. A Armenia llegamos porque mi esposa, aunque vivió 30 años en Venezuela, es de Caicedonia, Valle del Cauca, y siempre le ha gustado mucho el Quindío”, dijo.


Pisar suelo colombiano no solo era volver a empezar, también encontrarse algunas limitantes. “Yo no era casado y cada tres meses tenía que viajar a Venezuela a sellar mi entrada, esperaba un mes y volvía, así estuve durante un año, y cuando regresaba vendía almuerzos con mi esposa”.

Aunque Adolfo tiene pasaporte con visa colombiana y cédula de extranjería por tres años, trabaja como guarda de seguridad. Por eso, tiene entre sus planes regresar a Venezuela para arreglar unos documentos y obtener las cartas de recomendación de los hoteles donde trabajó, y así poder volver a hacer lo que le gusta.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net