Martes, 15 Oct,2019
Región / MAR 11 2016 / hace 3 años

Regresó al Quindío el cóndor de los Andes

El cóndor de los Andes o mensajero del sol, como se le conocía en el mundo prehispánico, ha regresado a las montañas del Quindío. Había desaparecido de este espacio hacía más de 50 años, tras los asentamientos de La Colonización y su caza indiscriminada por la falsa creencia de que atacaba al ganado, incluso al hombre.

Regresó al Quindío el cóndor de los Andes

El Programa Nacional para la Conservación del Cóndor Andino inició hace 25 años.

En los últimos 15 días ha hecho presencia en la región de Cocora, en Salento, un cóndor adulto. Se enviaron fotos al director del Parque Nacional Natural de los Nevados, Pnnn, y este a Corpocaldas, logrando diferenciarlo de los siete cóndores censados en octubre de 2015. Con este cóndor se reporta un total de ocho individuos: tres adultos machos, dos adultos hembra, un subadulto y uno juvenil, lo que nos indica que ya se han constituido dos parejas y una de ellas se está reproduciendo, por lo que el programa de repoblación del cóndor está dando resultados positivos.

Corpocaldas, Pnnn, funcionarios de la CRQ y observadores de aves del grupo Los Turpiales realizaron un taller en el restaurante Los Orillos, en Cocora, el martes 8 de marzo, con el objeto de concienciar y sensibilizar a los guías, caballistas, habitantes del sector y turistas en la protección del cóndor, especialmente por la gran afluencia de turistas en la Semana Santa, para que no se arrimen a tomar fotos y no hagan acercamientos con drones con fines recreativos.

 

El ave voladora más grande
El nombre científico del cóndor de los Andes es vultur gryphus, palabras en latín que significan: vultur: buitre, y gryphus: grifo: animal mitológico de tamaño gigante, con cabeza y alas de águila y con tronco y extremidades de león. El cóndor de los Andes es carroñero y es el ave voladora más grande del mundo; el macho puede llegar a pesar entre 13 y 15 kg, y posee una cresta o carúncula; mientras que la hembra solo alcanza los 10 kg de peso. En los adultos el color del plumaje es blanco y negro. En los juveniles inicialmente es café cambiando gradualmente a café grisáceo o gris. La envergadura de sus alas está entre 3.5 y 4.0 m.

 

Vulnerable y susceptible
El cóndor de los Andes está en la cima de la cadena alimenticia y es una especie que vive casi 60 años, pero tiene una baja fertilidad: se reproduce cada dos años, siempre y cuando exista disponibilidad de alimento suficiente para la nueva cría. Al igual que otras crías, son vulnerables y susceptibles de ser atacados por predadores y en muchas ocasiones por cazadores o personas que tienen conceptos errados de la especie, como que son cazadores y matan animales domésticos —terneros, ovejas—, pues solo se alimentan de carroña y no tienen garras como las rapaces —águilas—.

El cóndor es un ave carroñera que se alimenta únicamente de animales muertos, motivo por el cual no representa ningún riesgo para las personas o el ganado.

Es una especie protegida por el Estado colombiano, objeto de un programa de reintroducción y conservación en los páramos del país, liderado por Corpocaldas, Pnnn y el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

 

Programa de conservación
El Programa Nacional para la Conservación del Cóndor Andino inició hace casi 25 años con las primeras liberaciones de cóndores juveniles nacidos en cautiverio. En el año 1977 Corpocaldas, con el apoyo del ministerio de Ambiente y la Fundación Renacer estableció el primer núcleo de repoblación de cóndores en el Pnnn, sobre la cordillera Central de los Andes colombianos, como centro de dispersión de la especie en la región central del sistema orográfico del país, que incluye los departamentos de Caldas, Risaralda, Quindío y Tolima.

El zoológico de San Diego, California, ha donado doce cóndores y el zoológico de Cali, dos 2, para un total de 14 individuos.

El cóndor es un emblema de libertad y soberanía en el Escudo Nacional desde 1834, oficialmente no es reconocido como el ave nacional. Ahora está de regreso al Quindío, por eso, invitamos a las autoridades a realizar pedagogía entre los campesinos y los turistas para no perturbarlos y poder tenerlos, de nuevo, entre nosotros.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net