Miércoles, 12 Dic,2018

La Salida / FEB 10 2017 / Hace 1 Año

René Mey y su trabajo silencioso por la humanidad

La cita es en coliseo del colegio Bethlemitas. La entrada es gratuita y pueden asistir niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

René Mey, francés sanador de reconocimiento mundial, estará este 25 de febrero en Armenia, en programación especial que se cumplirá en el coliseo cubierto del colegio Bethlemitas de la capital quindiana.
Conocido como el ser que convive con los ángeles, Mey desarrolló la fuerza del espíritu y de la fe. En su objetivo de ayudar a la gente asegura que es un deber que todo ser humano debe tener con los demás para que la vida tenga un equilibrio, sin distingo alguno.
Organizadores del certamen dieron a conocer a LA CRÓNICA la importancia de asistir al evento y compartir con René Mey.

¿Quién es René Mey?
René Mey nació en Enclave des Papes, cerca de Avignon, Orange, en Francia. Creció modestamente en el campo. Asegura recordar episodios acontecidos cuando estaba en el vientre materno, y poder “ver” a través de las personas y transportar su presencia a lugares lejanos donde otros lo ven y platican con él. Se adentró en el mundo de las matemáticas, ya que las veía como una forma de comprender la vida y a las personas. Esta área de estudio sigue una lógica especial, por lo que toda la construcción de la materia está basada en ellas.

¿En qué consiste en general la labor de René Mey?
Su filosofía es simple. Sus palabras y actos tienen únicamente como meta poner en claro a las personas que se lo solicitan, en el descubrimiento de una nueva conciencia de la vida, de “inteligencia humana”, basada en el respeto al otro, la ayuda mutua, el compartir, en el redescubrimiento del potencial fantástico que duerme dentro de cada uno de nosotros. “El amor es una fuerza infinita y está a la puerta de todos”, dice de manera constante.

¿Es una ayuda a través del amor, es parte de su método?
“Amar es la esencia de la vida, por eso nadie puede vivir bien hasta que no aprende a amar. Las personas que padecen depresión necesitan saber que el amor existe en ellas, pero hay que buscarlo. Como ejemplo expuso que Francia es uno de los países donde hay más jóvenes depresivos; en 2006 hubo 10 mil 500 personas que se suicidaron y 6 mil con intentos.
Ayudar a las personas es otra de las tantas expresiones del amor, y por ello el también activista social, cuenta con la Fundación René Mey que ha desarrollado proyectos gubernamentales y altruistas al servicio de los más desprotegidos.
“Aprender a amar es no temer ensuciarse las manos. Se aprende a amar a partir de los pequeños detalles de amor con los demás en la vida cotidiana”. En su labor de amor por los demás, René Mey participó en un proyecto de desarrollo de escuelas especializadas para 2 mil 454 niños huérfanos de guerra.

¿Por qué ayudar?
“Es el derecho que todo ser humano debe tener de ayudar al otro, a los demás, para que la vida tenga un equilibrio para todos, necesita aceptar que el sol sale para todo el mundo, no importa el color de piel, la religión o todo lo que pensamos, yo creo que debemos de dar la mano a todos, a los demás...”

¿Esto es una forma de vida de René Mey?
“Yo cuido de invitar a dar un ejemplo, es mi vida, espero que más personas me van a seguir, a entender que la vida tiene un equilibrio, una estabilidad, porque los demás existen, significa que si nosotros existimos, es para que los demás existan y que estamos más conectados de lo que pensamos”.

¿Cómo logra la sanación en las personas?
A través de la meditación profunda ha resuelto problemas y enfermedades en miles de personas alrededor del mundo entre ellas enfermos de Sida y cáncer, en diversos países, actividad que realiza actualmente; además construyó un hospital donde se atienden diariamente a cientos de pacientes en Costa de Marfil. Ahora, en su afán constante por conocer gente y ayudarla con sus aflicciones, llega a ofrecer su método de sanación por medio de una conferencia gratuita, programada para este 25 de febrero en el coliseo del colegio Bethlemitas de Armenia.

¿Quiénes pueden asistir?
Público en general, desde niños, jóvenes, adultos, pacientes con enfermedades terminales o por el contrario, gente sana. El único requerimiento es asistir con la mente abierta y con fe en que las cosas que aparentemente son increíbles puedan suceder. 
Las boletas de entrada las pueden adquirir en Boticasol, avenida Bolívar Cra. 5 Norte No. 14 - 06. Informes  311 854 72 37,  fijo 7485318. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net