Viernes, 15 Feb,2019
Medio ambiente / ENE 17 2019 / Hace 29 Dias

Sembrarán 3.000 palmas de cera en Peñas Blancas

El trabajo, realizado por la familia Salazar Miller, inició en octubre de 2018 y busca un respaldo a la pérdida de la planta en otras zonas de la región.

Sembrarán 3.000 palmas de cera en Peñas Blancas

El proyecto está liderado por la familia Salazar Miller, conformada por el ingeniero Javier Salazar, la contadora Luz Stella Miller y sus hijas Paula Andrea y Diana Carolina.

Con la siembra de tres mil palmas de cera, la familia Salazar Miller busca que las futuras generaciones puedan conocer la especie en el Quindío, al tiempo que continúan con el proceso de reforestación en los alrededores del ecoparque Peñas Blancas. Un trabajo realizado desde 1999 sobre 46 hectáreas de la zona.

Recomendado: 
Ordenan a autoridades colombianas suspender otorgamiento de licencias mineras
 

Plan de reforestación

“En 1999, analizando el terreno y las condiciones que tenía, en familia decidimos iniciar un plan de reforestación porque esta zona era un potrero”, contó Luz Stella Miller Hurtado, una de las propietarias de la finca Buenavista, en donde funciona el eco parque Peñas Blancas. 

Allí, explicó la contadora, empezaron a sembrar árboles como cedro negro, rosado, roble y chachafruto, entre otros. El año pasado, un nuevo proyecto ambiental surgió en la mente de la familia, es así como dentro del bosque, que ya han logrado, están sembrando palmas de cera. De acuerdo con Miller Hurtado, el objetivo adicional es dejar el legado del árbol nacional. En estos momentos las plantas se tienen sembradas para acondicionarlas al terreno.

Según la propietaria, antes de iniciar todo el proceso se hicieron los estudios para confirmar que dicho espacio y las condiciones del suelo eran aptas para que allí creciera la palma. En total se sembrarán 3 mil ejemplares. Los recursos con los que operan son propios o ayudas de familiares y amigos, que donando 100 mil pesos aportan a la causa.

En estos momentos están en el trabajo con la comunidad, “para que sepa que estas montañas son el tesoro que hay que cuidar, por eso se piensa que sea un trabajo comunitario y sirva de ejemplo para que quienes viven cerca de las montañas las cuiden”, apuntó.

Le puede interesar: Cinco especies en peligro de extinción que lograron llegar con vida a 2019
 

Mitigación del riesgo

“El proyecto empezó en octubre de 2018 y busca que las futuras generaciones conozcan la palma de cera y como resultado adicional hay una restauración del ecosistema”, señaló Miller Hurtado, agregando que hoy en día, además de flora, la fauna de la zona ha aumentado de manera positiva. “Se ven las mariposas, hay nuevas especies de animales y flores, se respira mejor”. 

Además del cambio en el ecosistema, la líder del proyecto resaltó que el impacto en la comunidad ha sido muy positivo, ya que las personas se sienten hoy más seguras, “porque en el 99 estaban en riesgo, gracias a la reforestación se ha mitigado ese problema, las fuentes hídricas son hoy estables y se ha mejorado en temas de avifauna, oxígeno y hacer un turismo responsable”. 

Finalmente, respecto a un tema que fue de debate por el cobro del ingreso a la montaña, la propietaria aclaró que muchas personas dicen que se están apoderando de la peña, pero la finca tiene sus linderos alrededor de la montaña, “no es que nos creamos dueños de esto, debemos cobrar algo porque hay que pagar a quienes nos cuidan y por el mantenimiento del lugar, además, debemos pagar para poder realizar la actividad turística”, señaló e invitó a sus contradictores a averiguar las verdaderas amenazas del ecosistema.
 

Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net