Jueves, 20 Sep,2018

Región / MAR 14 2013 / Hace 5 Años

Sorpresa y alegría causó en el Quindío la elección del papa argentino Francisco

Con mucha sorpresa pero a la vez feliz por tenerse en cuenta a suramérica, se mostró el administrador apostólico de la diócesis de Armenia, monseñor Alberto Giraldo Jaramillo, después que se eligiera al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como el primer papa latinoamericano de la historia.
Sorpresa y alegría causó en el Quindío la elección del papa argentino Francisco

El papa Francisco, durante su primera intervención ante el mundo como sumo pontífice, invitó a fortalecer la paz y la hermandad. Además oró por el emérito Benedicto XVI a finales de febrero de la actual vigencia.

En diálogo con La Crónica del Quindío, la autoridad católica del departamento aseguró que en este tipo de decisiones es Dios y el Espíritu Santo el que lleva la iglesia más allá de los cálculos y predicciones y que eso quedó demostrado con la elección del papa Francisco.

“Le doy gracias a Dios porque se abren nuevos horizontes, porque es un papa que ha vivido por estos lugares y que nos mostró cómo piensa y vive por los demás. Él pidió orar por el emérito Benedicto XVI, después por él e invitó a todos a rezar el Padrenuestro y el Ave María. Yo creo que son los signos de una fe aterrizada y sencilla, yo considero que hay buen horizonte en el trabajo del papa Francisco”, dijo Giraldo Jaramillo.

Sobre la actitud que deben tomar los católicos latinoamericanos al conocer la noticia, aseveró: “Tenemos que pensar en algo que los mismos papas habían dicho hace muchos años y es que nuestra América latina tenía que dar mucho de su pobreza para el bien de todo el mundo y creo que se ha ido dando esto porque ya hay sacerdotes y religiosas suramericanos en misiones de Europa y África. Nosotros los colombianos no nos quedamos atrás, la madre Laura nacida en este país será canonizada en mayo y tiene su comunidad en esos continentes mencionados”.

Giraldo Jaramillo no tuvo la oportunidad de conocer al ahora papa Francisco, pero al verlo en televisión concluyó que se va por buen camino y que es una autoridad que siente lo que todos debemos sentir.


La primeras palabras de Francisco
Comenzar a recorrer un camino de amor y hermandad fue la invitación que hizo el papa Francisco a los feligreses en su primera presentación ante el mundo católico.

“Ahora comencemos nuestro camino obispo y pueblo, el camino de la iglesia y de Roma que viene antes que todas las iglesias en la caridad, una camino de amor, hermandad, de confianza entre nosotros, oremos siempre los unos por los otros, por el mundo para que exista gran hermandad”, expresó el pontífice.

Frente a las personas que abarrotaron la plaza de San Pedro y al mundo entero agradeció a los católicos por su recibimiento, envió un abrazo al papa emérito Benedicto XVI y pidió elevar una oración por él para que Dios y la Virgen los bendijeran.
Antes de dar la bendición, pidió a todos sus fieles elevar una plegaria por su vida, para lo cual pidió un minuto de silencio.


Este es el papa Francisco
El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, obispo de Buenos Aires, se convirtió en el pontífice número 266 de la iglesia Católica, en sustitución del emérito Benedicto XVI, quien hizo efectiva su renuncia el pasado 28 de febrero.
Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en Buenos Aires, Argentina, en el seno de un matrimonio de italianos formado por Mario Bergoglio, un empleado ferroviario y Regina.

Creció en esa ciudad y fue ahí donde comenzó a estudiar y se diplomó como técnico químico, pero poco después eligió el sacerdocio, decisión que le hizo acceder al seminario del barrio bonaerense Villa Devoto.
En 1958 comenzó el noviciado en la Compañía de Jesús, por lo que se trasladó a Santiago de Chile, donde llevó a cabo estudios humanísticos y en 1964 regresó a Buenos Aires para dedicarse a la docencia de literatura y sicología en el colegio de El Salvador.

Cursó estudios de teología entre 1967 y 1970 en la facultad de Teología del colegio de San José, en San Miguel de Tucumán —norte de Argentina—. Su sacerdocio comenzó el 13 de diciembre de 1969, año en el que se desplazó a España para cumplir su tercer “probandato” —periodo que sirve para preparar intelectualmente a los jóvenes sacerdotes— en la universidad Alcalá de Henares de Madrid.

Para 1986 viajó a Alemania con el fin de ultimar su tesis doctoral, pero fue trasladado a la ciudad de Córdoba para ejercer como director espiritual y confesor de la Compañía de Jesús. Su nombramiento como obispo llegó el 20 de mayo de 1992 cuando el papa Juan Pablo II le designó obispo de la diócesis de Auca y obispo auxiliar de la diócesis de Buenos Aires.

Cinco años más tarde, en 1997, fue nombrado arzobispo coauditor de Buenos Aires y en 1998 tras la muerte del arzobispo y cardenal Quarracino, se convirtió en el arzobispo de Buenos Aires.

Bergoglio ha tenido presencia en la Conferencia Episcopal Argentina, institución que presidió durante seis años —2005-2011—, y entre sus publicaciones más conocidas se encuentran Meditaciones para religiosos en 1982, Reflexiones sobre la vida apostólica 1986 y Reflexiones de esperanza en 1992.

El cardenal argentino, quien recibió la púrpura de manos de Juan Pablo II el 21 de febrero de 2001, es miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Consejo Pontificio por la Familia y de la Comisión Pontificia por América latina.


Saludo de personalidades
Algunas personalidades nacionales también reaccionaron al conocerse la elección de Jorge Mario Bergoglio como el primer papa oriundo de América latina, como la del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, a través de su cuenta en Twitter: “Saludamos al papa Francisco, primer papa latinoamericano”.

Precisamente el jefe de Estado será uno de los primeros en conocer al nuevo papa el próximo 12 de mayo cuando sea canonizada la madre Laura Montoya, la primera santa colombiana, hecho que Santos ha calificado de “histórico” y por lo tanto “hay que estar allá”.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, reaccionó también al nombramiento de Bergoglio como papa: “En mi nombre, en el del gobierno argentino y en representación del pueblo quiero saludarlo y expresarle mis felicitaciones con ocasión de haber resultado elegido como nuevo romano pontífice de la iglesia universal”.


Reacciones de párrocos quindianos
La humildad y la universalidad del catolicismo fueron los hechos que destacaron párrocos quindianos al conocer la elección del papa Francisco.

La Crónica del Quindío habló con varios sacerdotes y al igual que monseñor Alberto Giraldo Jaramillo se mostraron sorprendidos porque no esperaban un argentino como papa, pero a la vez lo tomaron con alegría y cambios para bien en la fe del continente.

El párroco de Nuestra Señora del Carmen, fray Germán Francisco Insígnares, indicó que la decisión ha sido muy afortunada y que va a responder a las necesidades del mundo. “Ha demostrado una actitud humilde después de aceptar ser el papa, los cardenales han elegido muy bien. Es importante resaltar que no se tuvo en cuenta ni la raza ni el lugar de donde proviene, sino que se demostró que es universal”.

Óscar Osorio Ospina de la parroquia Santa Ana destacó la universalidad de la religión y también la sencillez de la nueva máxima autoridad católica. “Es una excelente elección, hay que darle gracias a Dios porque se demuestra que se piensa en el mundo sin importar de dónde es el nuevo papa, América latina necesita un impulso y el papa argentino es ejemplo de humildad”.

Para el padre Ómar Gómez Franco del Santuario Sagrado Corazón de Jesús esta decisión causó sorpresa pero de las que son agradables. “Es el primer papa latinoamericano y jesuita, no era uno de los candidatos pero por lo que hemos escuchado es una persona comprometida y que conoce las necesidades del pueblo, estamos a la expectativa de que su labor sea excelente”.


El ciudadano opina

La comunidad quindiana recibió con agrado la elección del nuevo papa de origen latinoamericano y varios aseguraron a este medio escrito que es una manera de demostrar que en el continente se puede motivar a la paz y la reconciliación.

* Para Carmen Inés Díaz, “es muy bueno que el papa sea de este continente, porque se le va a dar otra mirada a estos países y que la religión católica se extiende por todo el mundo”.

* Julia Trujillo indicó que “es bueno que el papa sea de un país cercano a Colombia, hay mucha cercanía y eso considero va a fortalecer el catolicismo por este lugar”.

* María Eugenia Portilla declaró que suramérica está de fiesta: “Debemos estar muy contentos porque la autoridad católica es de este continente y se pueden hacer muy buenas cosas por la paz”.


Por Andrés Felipe Ramos Gámez

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net