Jueves, 15 Nov,2018

Salud / SEP 01 2018 / Hace 2 Meses

Sufrir un infarto cerebral duplica el riesgo de demencia

Se necesita más investigación para aclarar si factores como la etnicidad y la educación modifican el riesgo de demencia después del accidente cerebrovascular.

Sufrir un infarto cerebral duplica el riesgo de demencia

Resonancia magnética que muestra un infarto cerebral. /Wikipedia

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, 15 millones de personas en todo el mundo sufren un infarto cerebral cada año. Por otro lado, son alrededor de 50 millones las que tienen demencia, una cifra que se espera que casi se duplique cada 20 años, llegando a 131 millones para el año 2050. Ahora, una revisión de estudios publicada en Alzheimer & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association relaciona ambas dolencias y afirma que aquellas personas que han sufrido un accidente cerebrovascular, ACV, tienen el doble de probabilidades de desarrollar demencia.

Los investigadores, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter Reino Unido, descubrieron que el vínculo entre el accidente cerebrovascular y la demencia persistió incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo de demencia, como la presión arterial, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Recomendado: Las personas felices no solo viven mejor, son más longevas

El trabajo recoge los datos sobre el riesgo de apoplejía y demencia en 3,2 millones de personas en todo el mundo. Se basa en investigaciones previas que habían establecido el vínculo entre el accidente cerebrovascular y la demencia, aunque no había cuantificado el grado en que el accidente cerebrovascular aumentaba el riesgo de demencia. Sus hallazgos proporcionan la evidencia más sólida hasta la fecha de que tener un accidente cerebrovascular aumenta significativamente el riesgo de demencia.

 

Más riesgo para los hombres

Para entender mejor el vínculo entre los dos, los investigadores analizaron 36 estudios donde los participantes tenían un historial de accidente cerebrovascular, un total de datos de 1,9 millones de personas. Además, analizaron otros 12 trabajos que analizaron si los participantes habían tenido un ACV reciente durante el período de estudio, y agregaron otros 1,3 millones de personas. Las características del accidente cerebrovascular como la ubicación y el alcance del daño cerebral pueden ayudar a explicar la variación en el riesgo de demencia observada entre los estudios, y se sugiere que el riesgo de demencia puede ser mayor para los hombres después del accidente cerebrovascular.

Vea también: 
Apnea del sueño está estrechamente relacionada con la disfunción eréctil

Se necesita más investigación para aclarar si factores como la etnicidad y la educación modifican el riesgo de demencia después del accidente cerebrovascular. La mayoría de las personas que lo sufren no desarrollan demencia, por lo que también se necesita más investigación para establecer si las diferencias en la atención posterior al accidente cerebrovascular y el estilo de vida pueden reducir aún más el riesgo de demencia. "Se cree que alrededor de un tercio de los casos de demencia son potencialmente evitables, aunque esta estimación no toma en cuenta el riesgo asociado con el accidente cerebrovascular. Nuestros hallazgos indican que esta cifra podría ser incluso más, y refuerzan la importancia de proteger el suministro de sangre al cerebro cuando se intenta reducir la carga global de la demencia”, concluye David Llewellyn, de la Facultad de medicina de la Universidad de Exeter.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, supone entre el 60% y el 70% de los 50 millones de casos de demencia globales que calcula la Organización Mundia de la Salud (OMS), y cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. Las personas que la sufren, desarrollan una acumulación de dos proteínas que deterioran las comunicaciones entre las células nerviosas del cerebro: placas hechas de proteínas beta amiloideas y marañas neurofibrilares hechas de proteínas tau. Sin embargo, no todas las personas con esos signos muestran un deterioro cognitivo. ¿Qué diferencia a estas personas de las que tienen las mismas placas y nudos que desarrollan la firma de la demencia?

Le puede interesar: 
Falta de horas de sueño lleva al aislamiento social, según estudio

Un estudio de la Rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston EE.UU., publicado hace unas semanas en Journal of Alzheimer's Disease, ha descubierto por qué algunas personas que tienen marcadores cerebrales de alzhéimer nunca desarrollan la demencia clásica que otros tienen: el quid de la cuestión es una proteína concreta que los diferencia del resto de pacientes.


Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net