Miércoles, 26 Jun,2019
General / AGO 16 2013 / hace 5 años

Una discapacidad no debe vencer el resto de capacidades

Nacido en Armenia, Abdul Hernández Aguirre se desempeña desde hace varios años como instructor en el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena.
Una discapacidad no debe  vencer el resto de capacidades

¿Cuál es su profesión?
Yo soy ingeniero de sistemas graduado de la universidad Pontificia Bolivariana de Medellín.


¿Cuando realizó sus estudios ya tenía la discapacidad visual?
No, yo perdí la visión después de obtener el título en un accidente y precisamente el hecho de ser profesional me ayudó mucho y he llevado un proceso paso a paso con la ayuda de muchas personas y todo esto me ha permitido salir adelante, porque uno siempre necesita el apoyo de la familia y además el Sena también me ha colaborado bastante.


¿Cómo fue su inicio laboral con el Sena?
Hace cinco años el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, necesitaba un instructor para personas con discapacidad visual, para manejar un programa específico que era un lector de pantalla y para enseñar el manejo de los computadores. Como yo tenía esa instrucción, pasé mi hoja de vida y a partir de ese momento comencé a laborar con el Sena.


¿A cuántos estudiantes les dicta clase?
Actualmente en el Sena ubicado en el barrio Galán de Armenia, tengo siete grupos con un promedio de 25 estudiantes cada uno.


¿Estos alumnos son invidentes?
No, cuando inicié hace cinco años todos los aprendices tenían discapacidad visual, pero esta población no es muy grande y fue disminuyendo y después me dijeron que si era capaz de enseñar a personas sin discapacidad, por lo que comencé con un grupo de soldados profesionales y desde ese entonces estoy trabajando con población general y en el momento ninguno de mis aprendices tiene discapacidad visual.


¿Cuál es la instrucción que dicta?
Soy instructor de informática básica como una formación complementaria, más que todo en las herramientas Office, para que la población general adquiera competencias en el manejo de aplicaciones específicas para procesar datos u hojas de cálculo, que son muy requeridas para cualquier tipo de empleos.


¿Ya no trabaja con ninguna población invidente?
A veces organizo grupos para algunos trabajos, por ejemplo el mes entrante voy a dar una capacitación en Pereira, pero son ocasiones especiales, no es lo general que yo atiendo.


¿Cómo es la aceptación de los aprendices ante las clases que dicta?
Lo que percibo es una satisfacción grande en las personas por la formación que reciben, de todas maneras el Sena es una institución que se preocupa mucho por la calidad y por la excelente preparación de los aprendices y nosotros permanentemente estamos innovando en la metodología para impartir la formación.


¿Qué trabajo realizaba antes de llegar al Sena?
Yo antes tenía una empresa de alarmas y realizaba la instalación de estas y además instalaba en los colegios unos relojes automáticos que controlaban el timbre para el cambio de clases de los estudiantes
Lo que más me sirvió fue que yo ya tenía un proyecto de vida, que era la creación de una empresa y desde el primer momento seguí con la idea de la empresa y al año de haber sufrido el accidente, tuve la oportunidad de exponer mi producto en la primera feria que hizo la Cámara de Comercio del Quindío.


¿Qué otros proyectos desarrolla?
En el Quindío trabajamos con la Asociación de Ciegos Emprendedores, que es un grupo de personas capacitadas por el Sena en la elaboración de aceites esenciales, pomadas medicinales y en masajes terapéuticos y relajantes.
Precisamente este fin de semana tenemos un trabajo con un grupo de 1.500 ciclistas que vienen a la 9a Travesía XC Quindío 2013, a quienes les vamos a realizar masajes corporales.


¿El accidente que sufrió en ningún momento hizo que decayeran las metas que tenía?
Dentro de mi formación como ingeniero aprendí que uno debe aprovechar todos los recursos que haya en un momento determinado, entonces como yo había perdido mi visión, reflexioné sobre las otras cualidades que tenía a favor para aprovecharlas, nunca pensé en la pérdida, sino en lo que tengo disponible y esto es lo que me ha servido como filosofía de vida para salir adelante, no mirar lo poquito que me falta sino lo mucho que me queda.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net