Sabado, 20 Oct,2018

Región / DIC 19 2017 / Hace 10 Meses

Víctimas del conflicto: indemnizaciones, muy bajas en comparación al daño sufrido

64 personas citadas. Tratar de pagar algunas deudas y buscar la posibilidad de empezar un negocio son algunas de las ideas que los reparados esperan darle al dinero recibido.

Víctimas del conflicto: indemnizaciones, muy bajas en comparación al daño sufrido

33 personas se acercaron a reclamar los aportes y quedaron pendientes otras 31.

“Creí que iba a recibir algo más acorde con lo que me pasó”, dijo uno de los asistentes a la ceremonia organizada por la unidad para las víctimas territorial Eje Cafetero, en donde fueron indemnizadas las personas desplazadas por la violencia radicadas en el Quindío.

El hombre indicó que en algún momento le dijeron que recibirían más de “27 salarios mínimos”. Al igual que él, algunos de los 33 asistentes quedaron inconformes con la reparación, a la vez que compartieron con LA CRÓNICA sus historias.


“Me mataron a 8 hermanos”

Jorge Restrepo* también recibió el pago, pero según él, luego de poner una tutela que un juzgado le aprobó, con ella se le ordenó a la Unidad de Víctimas que lo indemnizara junto a su esposa. “Hubo desacatos, la última vez nos notificaron que nos pagaban el 27 de octubre de este año y solo hasta el pasado martes llegó una carta para venir a la reunión”, dijo.

Recomendado: Tribunal ordena al Senado remitir proyecto de curules de paz para promulgarlo

Desde 1985, Jorge y su esposa fueron desplazados y amenazados del municipio de Trujillo, Valle del Cauca, y apenas hace tres años recibieron ayudas en dos ocasiones. “Dejamos una finca y hasta la ropa, mataron a mis ocho hermanos y después del entierro del último nos fuimos de la región”.

Con el dinero recibido aspira pagar unas deudas, aunque no quedó muy satisfecho porque contó que en Bogotá le habían dicho que le darían 27 salarios mínimos mensuales legales, o sea unos $19 millones y solo recibió $6 millones.


Lo iban a matar

A José Giraldo* lo desplazaron de Génova en el 2000, la exigencia de dinero por parte de grupos al margen de la ley lo tenía en problemas. “Alcancé a  pagarles tres o cuatro veces, pero cada vez iba aumentando la cuota, por eso tomé la decisión de irme hacia otro municipio con toda mi familia”.

Antes y ahora, el hombre ha vivido del cultivo de café y a pesar de que es otra de las personas que consideró poco el monto de la indemnización, manifestó que lo invertirá en un proyecto productivo de porcicultura.

Vea también: “Para nosotros lo importante es saber la verdad”: víctimas

 


Le dieron 24 horas para irse

Desde Cartagena del Chairá, Caquetá, llegó un ciudadano, quien relató que las Farc querían reclutarlo y por eso debió desplazarse en 2002 hacia tierras quindianas. 

“Me cogieron y querían obligarme a ingresar a la guerrilla pero yo no quise. Me amarraron en un palo y la Junta de Acción Comunal, JAC, logró intervenir para que me soltaran, en ese momento me dieron 24 horas para salir de la región”, dijo Miguel*, quien espera poder comprar un carro con el dinero que le entregaron para hacer acarreos.


La querían reclutar

Con tan solo 12 años, Yésica Duque* y su mamá fueron desplazadas de Santa Rosa de Cabal, Risaralda, donde vivían en una finca y se sustentaban del cultivo de mora, de unas cuantas vacas y gallinas, pero un día les tocó salir de su casa porque la querían reclutar para las Farc.

Le puede interesar: Congresistas quindianos difieren sobre el proyecto de circunscripciones especiales

La joven mujer asegura que en el principio hubo muchos inconvenientes con las ayudas humanitarias y que los trámites han sido un poco complicados.

“La situación de desplazado es muy difícil y aunque ahora no es tan fuerte el estigma, uno debe escuchar cosas como: esos no pagan el arriendo, quién sabe qué problema traen y además en las instituciones a muchos de los funcionarios les falta calidad humana”, dijo la mamá de Yésica.

Sobre el dinero que les entregaron ambas mujeres indicaron que es poco en comparación a lo que perdieron, pero que tratarán de hacerle unas mejoras a la casa familiar donde viven y tratar de  montar un negocio.


Balance de la Unidad de Víctimas

Jidiber Ocampo Salcedo, funcionario de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a Víctimas, oficina Quindío, aseguró: “El recurso entregado fue por un valor aproximado de $311 millones, con lo cual se llega a una cifra de $2.500 millones en materia de indemnización en el segundo semestre para las víctimas radicadas en el departamento”.

Vea también: Víctimas del conflicto armado que habitan en Armenia, en su mayoría son procedentes del Pacífico

“Ese es uno de los componentes que hace parte de la reparación integral, pero las víctimas siguen su proceso, sabemos que el valor no va a resarcir el 100% de los daños ocasionados, por eso las víctimas siguen como sujetos de reparación en el área emocional, sicosocial, con acceso a todos los derechos como salud, educación y capacitación sin perder la condición de víctimas ni sus derechos”, dijo Ocampo.


Algunos pendientes

A la jornada no llegaron todas las personas convocadas, quedan pendientes 31 que pueden acercarse hasta el 30 de diciembre a la sede administrativa de la unidad, ubicada cerca al parque Fundadores en la calle 3 norte número 13 -55 en horario de oficina.

De la inconformidad que pueden tener algunas personas sobre el monto de la indemnización Ocampo aclaró que deben optar por un recurso de reposición y apelación que se hace ante el ministerio público quien los asesora y acompaña.


*Nombres cambiados por seguridad y petición de los entrevistados.

Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net