Regional / Septiembre 28 de 2012

Vuelve la eutanasia para perros y gatos abandonados

La iniciativa promovida por Fundamor evitaba el sacrificio de los animales y promovía una cultura de adopción.
“La falta de compromiso por parte de la administración de Calarcá, en cabeza del alcalde Juan Carlos Giraldo Romero”, obligó a que la fundación Fundamor, que administraba hace unos meses la perrera municipal con el fin de evitar el sacrificio indiscriminado de perros y gatos callejeros, tuviera que devolver el recinto de nuevo a manos del gobierno local.

Así lo manifestó Beatriz Elena Aristizábal Pérez, representante legal de la entidad sin ánimo de lucro.

“La alcaldía nos descargó toda la responsabilidad de los animales callejeros de Calarcá, con el agravante de que no contamos con recursos económicos para ejercer esa labor. La administración municipal no nos aportó más que el comodato de la perrera”, aseveró la directiva de Fundamor.

Aristizábal Pérez recalcó que es muy triste que los animales abandonados en las calles de este municipio tengan que ser sacrificados, “pero sin recursos económicos para hacer jornadas de esterilización, rehabilitación y adopción de mascotas, es muy difícil evitar este pesaroso final para los perros y gatos callejeros”.

Fundamor está conformada jurídicamente desde el mes de abril de 2011, y logró el comodato de la perrera municipal desde el 29 de diciembre del mismo año. Inicialmente el espacio fue destinado para el albergue y rehabilitación de los animales rescatados de Calarcá, para lo cual acudieron al apoyo de gente de buen corazón que quisiera apoyar su labor”, agregó Aristizábal Pérez.

Sin embargo, el proyecto que planeaba desarrollar Fundamor en la perrera constaba de adecuar el sitio y poder empezar a recoger los animales callejeros más vulnerables del municipio para implementar cultura de adopción enmarcada en la tenencia responsable, con la creación de un centro de adopción.

“En ese entonces la entrante administración manifestó su compromiso con la fundación, argumentando que se debía trabajar en conjunto para brindar soluciones integrales al problema de la población de animales callejeros, siendo este un problema de salud pública en la localidad, pero pasó el tiempo y no vimos ningún apoyo”, aseveró Aristizábal Pérez.

Enviar | Imprimir |

COMENTAR ESTE NOTA

Otras Noticias

John James Fernández López, nuevo director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, aseguró que entrará en un periodo de empalme para conocer los temas que está manejando la entidad, y así poder tomar decisiones al respecto.


Tendrán que levantar el pavimento de seis calles de Quimbaya que hace poco habían sido reparadas. Épicos se hará responsable de los trabajos que ya inició en uno de los sectores. 


Al igual que ocurrió con 7 funcionarios de la alcaldía de Calarcá, la Procuraduría Regional del Quindío citó a los concejales de dicha localidad para que den testimonio sobre la aprobación de la sociedad de economía mixta Trans Port Tech SAS que se encargó del impuesto de fotomultas.