Lunes, 23 Sep,2019
Opinión / MAR 25 2019

Cangrejos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Larga y dura es la lucha por la descentralización en Colombia, fue objeto de enfrentamientos entre gobiernos y gobernados, entre partidos, y entre doctrinas sobre el manejo del Estado. En estas tierras se ha logrado con la independencia un avance significativo o seríamos solamente la falange de otra unidad territorial manejada por personas que no sienten la comunidad y la inmediatez de sus necesidades. Nadie puede ignorar el mal manejo que algunos administradores de la cosa pública han dado y las dificultades por las que atravesamos teniendo como ejemplo: el desempleo y la pauperización de la economía local.

No ha sido fácil el desarrollo local, toda vez que el centralismo en las decisiones políticas y una representación itinerante en el Senado por falta de unidad, han generado tratamiento de tercera a una región que sostuvo con el café durante décadas la economía nacional. Bien paga el diablo a quien bien le sirve. Cada día vemos pasar las decisiones y obras en las vecindades y en la nuestra a la espera de una doble calzada nacional, o el mejoramiento de un aeropuerto como favor, y en últimas rogar por una partida nacional, unida a la desidia en la presentación de proyectos, que tendremos que corregir con los nuevos gobiernos locales y departamentales.

Y la misma centralización se siente en la jornada electoral que se avecina, así como desde Bogotá se toman las decisiones que impactan a toda la Nación, ahora parece ser que las decisiones sobre cuáles serán los candidatos a alcaldías de capitales y gobernaciones serán de su exclusivo resorte. Ya uno no ve los candidatos de los partidos recurriendo primero al apoyo popular y luego a solicitar el aval, sino en Bogotá o en presentaciones ante directivos nacionales en la región, haciendo lobby para inscribirse o presentarse como precandidatos.

Vamos como el cangrejo en  lo económico y político. Ya se dice que en unos partidos cuyo manejo esta permeado por los congresistas, estos aunque sean de otras latitudes parece ponen y quitan en las regiones donde ni siquiera los conocen, necesitamos que los nuestros sean activos y las organizaciones locales hagan respetar la heredad.

En el caso concreto del liberalismo se dice que en el caso de otorgamiento de avales a cargos uninominales y conformación de listas según el artículo 7 de la resolución 5450 de diciembre de 2018 “.., corresponderá  a secretario general  del partido, bajo el principio de verdad sabida y buena fe guardada, seleccionar los candidatos a cargos de  elección popular e integrar las listas para corporaciones públicas…”, como si estuviéramos en la época feudal. Como conclusión: lo que definan las directivas nacionales.

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net