Jueves, 17 Oct,2019
Opinión / JUL 20 2019

Prohibido olvidar

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ya algunas condenas por corrupción —en el caso de Valorización— se han concretado. A uno le han dicho de los 12 años de cárcel y la multa económica que debe de pagar. La otra tiene un preacuerdo con la fiscalía donde pretende con cárcel pagar el daño que le hizo a la ciudad de Armenia, y devolver dineros que no son de ella. Además, pedir perdón por sus actos moralmente incorrectos. La justicia viene limpiando la casa sin piedad. Sin embargo, aún queda mucha rata por ahí suelta. Y se espera que la justicia acelere sus procesos con el interés público de saber más de quiénes son los que se roban al Quindío. 

Pasará el tiempo, y la prensa, como también los corrillos de cafetería, optarán por olvidar a los que están encarcelados. Tendrán quizás otros asuntos más importantes para recordar o comunicar. E incluso, los que están en prisión pagarán sus condenas, y los veremos caminando las calles tranquilamente. Y se dirá: “aquí no ha pasado nada”. Esa actitud de “aquí no ha pasado nada”, es peor que la misma corrupción. Se puede perdonar, pero nunca olvidar quiénes son. Olvidar imposible. Como también los quindianos, especialmente los ciudadanos trabajadores y honrados de Armenia, que vieron cómo sus recursos terminaron en los bolsillos de extraños, y lo más grave, nunca conocieron las obras prometidas, no pueden olvidar qué personas y partidos políticos los llevó a semejante desastre. Prohibido olvidar. 

Estamos en tiempos electorales, y los del trapo rojo de nuevo buscarán el poder. Ellos están camuflados a través de Roberto Jairo Jaramillo —candidato liberal a la gobernación— y Piedad Correal —candidata a la alcaldía de Armenia— siendo una mujer honrada, está rodeada de corruptos. 

Por ahí camina otro de camisa blanca queriendo reflejar pureza e intenta también disimular un poco el desastre, pero se le abona que logró maquillar la corrupción por medio de firmas, y a través de otros tiene a disposición el aparato de poder de la gobernación para reemplazar al actual gobernador a partir del 1 de enero del año 2020 ¡Sí, es usted Álvaro Arias! Que no me temblará la pluma para denunciarlo, y mucho menos denunciar a Piedad Correal y su coequipero-politiquero de Roberto Jairo. Todos son iguales. Descendientes, unos más que otros, del maloliente partido Liberal que no tendrán perdón ni siquiera en cien años de soledad por lo que le han hecho al departamento del Quindío y la ciudad de Armenia. 

Sin lugar a dudas, en este proceso electoral las personas guardan en el fondo esperanzas de que las cosas en un futuro se presenten de manera distinta, pero aquí no hay esperanzas de nada. Simplemente usted ciudadano tiene el poder en sus manos de no votar por los que le hicieron daño. E igual tiene la libertad de votar por los mismos para que sigan alimentando la corrupción. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net