Domingo, 15 Sep,2019
Coctelera / AGO 14 2019

Coctelera

En esta edición de la Coctelera entérese en tres sorbos: C I, II y III

CD I

Y  la visita del dirigente nacional del Centro Democrático, Rafael Nieto Loaiza, dejó varias conclusiones y muchas reflexiones. De una parte, hay una posición muy afilada en cuanto a la defensa y pulcritud moral de sus candidatos en el Quindío. Advirtió hasta que resisten cualquier examen microscópico lo cual suena moralmente muy bueno pero también los expone al detallado escrutinio que los contendores harán. Se notó un Rafael Nieto muy determinante con lo que significó el proceso de decisión de candidaturas y faltó cotejar, eso sí con microscopio, si lo que hace unos meses era malo como establecimiento politiquero, hoy no es tan malo, o mejor, hoy es bueno, tanto que amerita alianza y adhesión. Ojalá que las movidas tipo ajedrecista del CD a nivel nacional y con enlaces como Nieto Loaiza no sean nuevos derroteros pero de precandidaturas presidenciales.

CD II

Quedó claro también que a Fabio Olmedo la dirigencia nacional lo dejó colgado, pues lo normal y genuino era que si la doctora Bueno había renunciado a su aspiración, el segundo en la encuesta la hubiese sucedido. Esto no ocurrió y pudo más el cálculo hacia afuera que llevó al CD a configurar una alianza con Álvaro Arias Velásquez, según Nieto Loaiza, por percibirla con más alcance y posibilidad ganadora. Es por eso que en estos días se ha conocido la maratónica ronda por los municipios que adelanta Olmedo Palacio, según dicho por él mismo, porque no quiere dejar colgados a sus amigos tal y como lo hizo el partido con su aspiración. Fabio advierte que seguirá trabajando en condición militante y que por ningún motivo votaría por Álvaro Arias Velásquez al primer cargo del departamento; distinta percepción tiene con la candidatura de Luis Fernando Jaramillo Arias a la alcaldía de Armenia.

CD III

Queda también para el examen y revisión la sentencia de Rafael Nieto en el sentido que el CD no armó listas a la asamblea y concejos, ni siquiera al de Armenia, por cuanto es un partido nuevo y apenas empieza a crecer en el departamento. Eso podría ser visto por cierto si fuera una colectividad sin timonel político, pero el CD tienen un representante a la Cámara y quizás más allá de su “juventud” en el Quindío, el problema ha sido más de tensiones internas que ha llevado a que personas muy importantes e influyentes que se acercaron en tono de precandidaturas salieran espantadas al percatarse que los marasmos intestinales eran muy parecidos a los que viven otros partidos. Dura tarea de afinamiento, organización y orden político tiene el senador Uribe si es que la vocación de poder local es real.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net