Jueves, 20 Sep,2018

Opinión / MAY 11 2017

Abuelos: figuras de apoyo en la crianza de los hijos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con frecuencia, en la reflexión frente a la crianza aparecen figuras importantes como los abuelos. Estos guías llenos de experiencia, respeto y sabiduría, que en algunos casos terminan arruinando las buenas practicas de crianza y se convierten en una figura negativa al interior del núcleo familiar.

“Cada que mi hijo visita mis papás llega más malcriado”, “Mi mamá me desautoriza delante de mi hijo”, “La mamá de mi esposa se mete mucho en las reglas de la casa, cuando castigo a mi hijo ella le levanta el castigo llevando regalos y permitiendo cosas”. Estas son algunas de las quejas de los padres en el consultorio a la hora de hablar de los abuelos, al mismo tiempo los abuelos tienen sus propias quejas: “Yo lo ayudo a cuidar pero no soy su padre”, “Ya pasamos por esa responsabilidad hace muchos años, ese no es nuestro trabajo”, “No tenemos que poner reglas, queremos que nuestros nietos se diviertan mucho con nosotros”, “Mi hija no sabe criarlo, por eso me debo meter, ella es muy dura con él”.
Si mencionáramos las múltiples quejas de parte y parte encontraríamos que esto se convierte en una problemática muy fuerte al interior de la familia. 

Debemos reflexionar este punto desde la comprensión de la diferencia entre las figuras. A lo largo de las columnas de pautas hemos venido hablando de la importancia de la creación y consolidación de las figuras de autoridad, estas son paterna y materna, si nuestro hijo ya tiene la claridad en estas dos, no deben haber otras figuras con las mismas características, esto sería tan negativo como tener muchos jefes en la oficina y se podría dar confusión de roles. Podemos integrar las figuras de abuelos como un apoyo al proceso teniendo en cuenta su experiencia y sabiduría, al fin de cuentas ellos ya pasaron por algo similar y saben en muchos casos dar el manejo. Sin embargo en ninguno de los casos la integración de las figuras de apoyo debe dar pie a la desautorización, a cambiar una regla establecida, quitar un castigo, promover un refuerzo sin concertación con los padres, esto sería perjudicial para el niño ya que desdibuja en gran medida las figuras paternas y reduce la posibilidad de regulación conductual, aumentándose la rebeldía y el negativismo.
En el caso de los abuelos cuidadores, es importante que se consolide la voz de los padres siempre dando la responsabilidad de las reglas a estos, diciendo: “Tu papá dice que”, “La regla para esta situación según tus padres es…”, “Preguntaré a tu padre si puedo dar ese regalo que quieres”.

Para los abuelos el llamado es a gozar la posibilidad de ver crecer a sus nietos, apoyando el proceso, teniendo más tiempo para ellos, paseando, cocinando, comprando, pero nunca desautorizando. Para los padres el llamado es a no renunciar a su función de autoridad, no desplazar la responsabilidad por el hecho de tener padres como figuras de apoyo, finalmente es su responsabilidad y lo que hagan hoy seguramente se verá reflejado en el futuro.

Neuropsicólogo
Clínica Neuromental Cra 12 #0n-20 Ed. Medisalud 702.
Citas: 7362260 – 3217126990
www.clinicaneuromental.com

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net