Miércoles, 19 Jun,2019
Editorial / MAR 25 2019

Activo Espectador

Con sus 120 años El Espectador honra el ejercicio periodístico y sobrevive luego de enfrentar y seguir enfrentando realidades y coyunturas de todo tipo.

 

Activo Espectador

Los 120 años de El Espectador honran el sacrificio y la mística de un periódico que ha luchado históricamente por  cumplir con el enfoque y naturaleza de lo que debe ser la prensa en general y particularmente la escrita.

Ha sido El Espectador el periódico más independiente de la historia del país, y sus ejercicios  investigativos y de denuncia, sumados a férreas posturas críticas frente a ciertos gobiernos  implicaron censuras, cierres, atentados y asesinatos. Desde las páginas de ese periódico nacido en Medelín pero luego arraigado y posicionado a nivel nacional desde Bogotá, pueden conocerse en esencia las lecciones de periodismo  que cualquier estudiante de la materia podría aprender acerca de lo que significa vivir plenamente los distintos roles y momentos del manejo de la información desde el purismo deontológico, desde los promontorios sagrados de la opinión libre y examinador, hasta los agrupamientos temporales de oligopolios que forzaron a modificar ciertas agendas.

No ha existido otro periódico con la repercusión e impacto de El Espectador que haya luchado de manera tan frontal contra la corrupción, la politiquería y el narcotráfico con todos sus oscuros bemoles, que el diario en mención. Y fue casualmente los desenmascaramientos  y denuncias recurrentes a las densas, complejas y oscuras estructuras del narcotráfico, las que llevaron a que estas organizaciones criminales atacaran su sede, amenazaran a sus periodistas y asesinaran en 1986 a uno de sus más grandes inspiradores y centinelas de la independencia y la decencia periodística, Guillermo Cano.

El Espectador llegó a ser calificado en 1994 en un ejercicio de análisis y cotejo hecho por Le Monde, como uno de los 8 mejores periódicos del mundo. Siempre se ha incubado la idea desde sus directores y editores de ser un referente informativo y de opinión para el país, y a fe que lo ha logrado, tanto que también sigue siendo referente y guía del periodismo nacional y especialmente regional.

Tiempos difíciles atraviesa no solo El Espectador sino el grueso de la prensa escrita, pues la industria del papel, su comercialización y costos, su paso a los nuevos posicionamientos digitales, hacen que la subsistencia convencional de las empresas periodísticas sea más difícil y el inicio de migraciones a otros formatos más innovadores y disruptivos se hacen inevitables.

Las fusiones, alianzas estratégicas y otros modos asociativos y sinérgicos se han vuelto ruta de los periódicos escritos, marcando ruta en su nuevo papel como historiadores desde lo impreso en papel y los nuevos desarrollos despuntado por los imperativos de la web.

Felicitaciones a El Espectador por sus 120 años de periodismo honrando la profesión e intentando contar con buena versión la historia del país. También felicitaciones al hasta hoy Vanguardia Liberal de Bucaramanga, que al celebrar sus 100 años de transformación de su imagen e identidad sigue marcando ruta como uno de los periódicos más influyentes de los santanderes y buena parte de Colombia.

Continúa la tarea inapagable de subsistencia de los periódicos escritos reinventándose, renovándose y haciendo de la empresa de la información ya no un negocio, sino, y más que nunca, un compromiso histórico con el país, en nuestro caso, con las responsabilidades propias del  acontecer  regional.

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net