Opinión / Enero 11 de 2017 / Comentarios

Advenedizos dañinos

Jorge Eliécer Orozco Dávila

Fueron varios los granujas inescrupulosos que llegaron al Quindío de la noche a la mañana en un tren oscuro que vino a traer advenedizos y que hoy intentan hacerle daño al departamento.

Así como suena. Me bastaron tres o cuatro entrevistas a un expolicía de apellido López para leer sus intenciones peligrosamente politiqueras y quien mediante artimañas, (mentiras y engaños), aprovechó la honestidad de campesinos de Córdoba para manipularles con un falso liderazgo cafetero.

Como si el Quindío no conociera del grano y como si no hubiéramos tenido hombres de la talla de José María Patiño Sáenz, Arturo Palacio Jaramillo, Hernán Palacio Jaramillo, Leonardo Salazar Santacoloma, Samuel Grisales, Carlos Alberto Gómez Buendía, Diego Arango Mora, Óscar Jaramillo García, entre muchos más, y honorables cafeteros que fueron referentes del gremio en el país, el “oiga vea” de marras, se dio a la tarea de denigrar de la dirigencia regional.

Cuando entendí sus intenciones y que le estaba faltando al respeto a quienes han hecho la parte buena de la historia regional, levanté la mirada para evitar ser utilizado como está ocurriendo con medios que le hacen el juego inexplicablemente a los avivatos de la politiquería.

Este tipo, que hoy dice ser promotor de la revocatoria del mandato del gobernador, se pegó a la campaña del cura buscando un puesto para el que no reunía los requisitos. Mintió cuando habló de un título profesional que nunca le había sido otorgado por universidad alguna del Valle del Cauca. Además se supo de propuestas indecorosas para que desde aquí se le ayudara mediante engaños a obtener “el diploma”.

Valido de su capacidad para jugar a las artimañas resultó en paros del sector agrícola y sin el menor pudor empezó a enlodar el nombre del gobernador que ingenuamente lo había dejado llegar su causa cívica, mejor dicho, a la causa que inspiramos algunas personas sin más interés que el de defender al Quindío de las inmoralidades públicas y de la agobiante corrupción.

Y que diga el gobernador si le pedí algo a cambio. Nada y que Dios me favorezca. La libertad está por encima de las migajas que en dinero buscan los advenedizos, incluido el caucano que dice ser el primero entre los más cercanos asesores del gobernador. A propósito, que se cuide el cura de gente. Así.

Ahora andan promocionando al chancero de Sucre, cuyo nombre me resisto a pronunciar simplemente por razones de orden moral. Un buen gobierno será suficiente para salvar al departamento de la corruptela en todas sus expresiones. Nuestros mayores, los de la raza quindiana, nos enseñaron que la honestidad era la mejor de las riquezas y ¡A la carga! Contra los advenedizos sembradores del mal. Los quindianos somos más y mejores.

Twitter @jorgelieceroroz

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados