Lunes, 10 Dic,2018

Opinión / JUL 11 2018

¡Al oído de César Gaviria!

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El ex presidente César Gaviria en el prólogo que hizo al libro Hacia un nuevo federalismo para Colombia escrito por Rodrigo Rivera Salazar citó una frase de Alfonso López Michelsen en alguna de tantas de sus intervenciones públicas: “Se puede gobernar de lejos pero para administrar de una manera eficiente es necesario hacerlo de cerca”, pero y por si fuera poco, recordó a Uribe Uribe de más lejano ejercicio en la vida política del país quien dijo, que una autoridad lejana es una autoridad ausente.

Permítale al Quindío señor expresidente, un intento de solución regional a los gravísimos problemas que enfrenta la ciudad. De cinco alcaldes elegidos en Armenia entre el año 2000 y hasta el 2019, tres están privados de la libertad —uno condenado—, dos están enfrentando juicios sindicados de gravísimos delitos contra lo público, el primero no alcanzó a comparecer ante la justicia por su prematuro fallecimiento;  mientras tanto la perversidad y el mal están al acecho.

Salvados de unas elecciones que seguramente hubieran agravado la situación, como que fichas del mismo inescrupuloso medio politiquero han querido participar en ellas para tratar de terminar las fechorías inconclusas, ayúdele al departamento señor expresidente, para que el Quindío y la ciudad le den solución a los problemas técnicos y administrativos que la agobian.

Que se practique su pensamiento liberal acogido por respetables actores de la inteligencia política colombiana, de tal manera que el Quindío administre bajo su responsabilidad los problemas. El último de los alcaldes encargados, Álvaro Arias Yung, tiene la dignidad y valor suficientes, para llevar a cabo un final decoroso al presente periodo constitucional de los alcaldes colombianos.

Este llamado es cívico y social y lo hago al señor expresidente César Gaviria porque no queremos que Armenia permanezca avasallada por la corrupción. Es un sano clamor ciudadano ante la incertidumbre que nos acecha. Gaviria Trujillo quiso como jefe del Estado cuando se modificó y actualizó el libro Constitucional de la República en 1991, que las regiones pudieran ir mucho más allá.

Ya tenemos suficientes años de atraso por culpa de las formas políticas que desde hace casi cuatro lustros le han puesto precio al voto, han escogido a sus contratistas y definido sin ninguna planeación y sin acatamiento a los planes de ordenamiento territorial, las obras públicas que les deja mayor utilidad a los corruptos.

No puede el Quindío, ni queremos los quindianos más actos irracionales en la política y frente a las conocidas situaciones, no nos cabe sino estar en abierto desacuerdo. Lo exigimos con tozudez y buenos modales, con persistencia. La causa por Armenia, señores, está revestida de civismo, es noble y tiene derecho a ser escuchada y acogida. 

@jorgelieceroroz

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net