Opinión / Noviembre 14 de 2017 / Comentarios

Ausencia inexplicable

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Gabriel Echeverri González

"En un momento histórico delicado, el presidente se ausenta del país, en una decisión desacertada."


Mientras el presidente cambia la maleta de sus viajes interminables en su calidad de jefe de Estado, cumpliendo compromisos con otras naciones y, desde luego, recibiendo honores y condecoraciones, en Colombia la realidad es contundente y dramática. Santos aprovecha alguna de sus paradas técnicas para atender problemas regionales o darle un vistazo a la etapa final de su mandato, desdibujada en la escasa reactivación económica y en la ausencia de mando en el trámite final de proyectos de ley de imperiosa urgencia histórica.

En lo personal guardo aprecio y admiración por un primer mandatario que se la jugó por la paz y la reconciliación y contra sectores contrarios muy fuertes, sacó adelante un anhelo mundial como la paz para un país martirizado por el dolor y el sufrimiento; pero después de recibir el merecido premio Nobel, la nación percibe a un líder ausente, que parece haber jugado todas sus cartas, delegando a ministros la responsabilidad de coronar el proceso. Es razonable, por eso precisamente, que el senador Navarro exclamara que el presidente tenía la obligación de conducir a buen puerto la ley estatutaria del Tribunal Especial para la Paz, en vez de estar en Londres y en otros lugares de Europa.

Lo que hemos visto en los últimos días en el Senado de la República desconsuela a los demócratas y añade argumentos para un crecido desprestigio acumulado con los años; claro que es necesario que exista controversia civilizada y que se indiquen a través de la discusión, los puntos álgidos del proyecto, pero el saboteo sistemático y la politiquería ramplona, busca devolver el reloj de la historia y hacer fracasar un proceso de reconciliación que es un anhelo popular indiscutible.

Hacemos votos por la serenidad y el buen juicio en esta hora crucial para la patria. Los honorables parlamentarios tienen la palabra.


León García Jordán

La Alianza Francesa en su programa trilingüe realizado en el Museo Quimbaya, invitó hace poco al notable León García Jordán con el fin de disertar sobre algunos aspectos de Ensayos, la obra cumbre del gran pensador francés Miguel de Montaigne. Demostró León al atento auditorio, su solvencia intelectual, su vasta cultura, su condición de políglota y la influencia de sus padres Ricardo García Duarte y Olga Lucía Jordán, en su sólida formación humanística.

Incitar a la lectura de uno de los destacados autores franceses, constituye el propósito de la Alianza y desde luego de García Jordán, residente por más de 15 años en París, la ciudad amada; alista valija para volver a su tierra, en buena hora León, bienvenido.

Temas Relacionados: Gabriel Echeverry González

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados