Lunes, 24 Sep,2018

Editorial / MAR 13 2018

Aydeé, la senadora

Su nombre, como pocos, genera consenso en una región que se ha acostumbrado a ver cómo sus dirigentes y líderes se enfrentan. Se espera que con su liderazgo aporte al Quindío.

Hace cuatro años una serie de irregularidades privaron al Quindío de ostentar un senador, cuando en el preconteo y el escrutinio de las legislativas de 2014, el partido político Mira no alcanzó el umbral y Carlos Alberto Baena, el abogado calarqueño, se quedó por fuera de la corporación.

Un largo proceso, que terminó solo hace unas semanas, le dio la razón al Mira y el Consejo de Estado le entregó a la colectividad sus tres curules ganadas democráticamente en las votaciones de 2014, por lo que el próximo viernes 16 de marzo, cuando se instalen las sesiones en el Congreso, Baena y dos de sus compañeros de partido, asumirán sus curules, para finalizar el periodo constitucional vigente, y a la vez redondear, con lo vivido el domingo pasado, uno de los mejores momentos del Mira en su existencia como partido político.

Y es que en las elecciones del 11 de marzo revalidaron sus curules y una vez se haga el relevo el 20 de julio, tres integrantes del Mira estarán en sus escaños, y entre ellos la quindiana Aydeé Lizarazo, quien alcanzó una votación nacional de 57.428 votos, que le dará la credencial de senadora.

Administradora pública con especialización en gestión pública y en administración financiera, la actual congresista electa es calarqueña, que como pocas en la región, genera consenso, gracias a sus capacidades y carisma. Lizarazo quiere estar en la comisión cuarta, que trata los temas de presupuesto y financieros, y su curul es muestra del trabajo regional y de la disciplina de un colectivo que sin mayores aspavientos ha crecido y se mantiene en el ámbito político del país y la región.

La dama captó votos especialmente en Risaralda, 21.123; Caldas, 11.470 y su natal Quindío, 18.572, sin descuidar otras zonas pues en las 33 circunscripciones nacionales sumó, lo que se puede ver en un informe que publica hoy LA CRÓNICA. Por ejemplo, en Bogotá tuvo 1.909, Valle 926, Antioquia 493, Santander 204, y en otras alejadas como Vichada 7, Amazonas 15, Meta 131, San Andrés 9 o su único sufragio de Guainía, números que demuestran su esfuerzo y dedicación.

La votación alcanzada es representativa y la ubica como un referente en la región, y a su vez la obliga a ser la vocera y líder de una bancada quindiana, que en épocas pasadas no ha sido la más compacta y unida. Aydeé cuenta con el respaldo de sus simpatizantes y del partido Mira, que en el Quindío contabilizó para Senado 24.750 tarjetas, y además con la sapiencia para congregar la experiencia y ánimo de tres representantes a la Cámara, que sobre la mesa no presentan enfrentamientos irreconciliables como sí ha sucedido en el pasado. El reto de Aydeé Lizarazo es defender los intereses no solo del Quindío sino de los departamentos del Eje, pero con equidad y en beneficio de toda una región, que si se integra puede ser escuchada.

La elección de Lizarazo mengua un poco el ya arraigado fenómeno de fuga de votos para foráneos, pues si ella no hubiese logrado la curul, en el Quindío se estarían haciendo cuentas. Pues bien, en 2014, cerca de 150.000 votos fueron para candidatos no nacidos en el Quindío. Hubo en ese momento cinco nombres, Roberto Jairo Jaramillo, José Norbey Salazar, Orlando Mosquera, Néstor Daniel García y Luz Stella Ramírez, quienes sumaron cerca de 22.015 sufragios, mientras que la votación para listas o partidos en Quindío para Senado fue de 170.062. El domingo anterior, igual con cinco aspiraciones se fugaron 120.611, pues Aydeé Lizarazo, Luz Piedad Valencia, Hernando Márquez, Jaime Alberto Martínez y Néstor García contabilizaron 64.185 votos, de 184.796. Es el momento de replantear el ‘quindiano vota quindiano’ y entender la dinámica de la circunscripción nacional. Solo Lizarazo y Valencia, quien también ‘pescó’ votos en las 33 regiones, alcanzó y estuvo cerca, respectivamente, de escaño en el Senado. Lamentarse que con esos 120.000 votos se habría podido tener otros dos senadores, como mínimo, no es la opción, es demostrar liderazgo y organización, como lo hecho por la señora Lizarazo y el Mira, que hoy se presentan como una fuerza a tener en cuenta para las elecciones que se avecinan, tanto presidenciales como las de autoridades locales de octubre de 2019. Senadora electa, ya usted lo dijo, asume un gran reto.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net