Martes, 16 Ene,2018

Editorial / ENE 03 2018/ Comentarios

Clase de historia

Con el retorno de la cátedra, el periodismo tiene la responsabilidad de ser el primero que le toque repasar la materia para poder seguir contándola tal y como lo señala su naturaleza.

El debate sin fin del salario mínimo, los apretones de la economía como medidas de adelgazamiento para el 2018, los múltiples balances del uno y del otro, los mismos “inocentes” y el furor de fin de año, hicieron que pasara de agache la publicación oficial de la ley 1874 del 27 de diciembre del 2017.

Ni más ni menos que se constituye en aquella que modifica parcialmente la General de Educación, es decir, la 115 de 1994.

El objeto es restablecer la enseñanza obligatoria de la historia de Colombia como una disciplina integrada en los lineamientos curriculares de las ciencias sociales en la educación básica y media.

Dentro de los objetivos se encuentran el contribuir a una formación de la identidad nacional cuyo alcance más importante es el reconocimiento de la diversidad étnica cultural de la Nación colombiana.

Recalca el promulgar y promover el pensamiento crítico a través de los procesos históricos y sociales del país y se sugiere también del hemisferio y el mundo. Se impulsará y promoverá la memoria histórica que contribuya a la reconciliación y la paz en nuestro país.

Se vienen en esta ley adiciones literales y parágrafos que sugieren entre otros, el conocimiento crítico de la historia colombiana y de su diversidad étnica, social y cultural como Nación, el estudio de contextos locales, regionales, nacionales y mundiales de la historia desde el estudio científico de la misma. Y se recalca hacer memoria en el estudio de hechos y coyunturas cuyo énfasis se centra en la memoria de las dinámicas de conflicto y paz, que ha vivido la sociedad colombiana orientado a la formación de la capacidad reflexiva sobre la convivencia, la reconciliación y el mantenimiento de una paz duradera.

Esta ley refrendada por las firmas del presidente del Senado, Efraín Cepeda; de Rodrigo Lara, presidente de la Cámara de Representantes; de la ministra de Educación, Giha Tovar, y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, establecerá, eso sí, directamente desde la presidencia, la Comisión Asesora del ministerio de Educación Nacional para la enseñanza de la historia de Colombia, como órgano consultivo en esta la ley, se tendrá un plazo máximo de seis meses para constituir la comisión y tener listo el material a implementar.

Muy importante para el pensamiento crítico y la capacidad de análisis y contrastación de nuestros estudiantes, el restablecimiento de la clase de historia de Colombia. Determinante que en nuestras aulas la historia deje de ser un asunto discrecional, para retomar su agenda vital en el conocimiento y reconocimiento de nuestra historia con sus realidades y microrrealidades, que solo conociéndolas nos ayudarían a tener una mayor comprensión sobre lo que ocurre hoy, normalmente como efecto del pasado.

Más allá de enfrascarnos en la vieja frase de cajón que reza que el que no conoce su historia está expuesto a repetirla, lo que sí nos parece imperativo es que con el restablecimiento de esta ley, se empiece cuanto antes un estudio crucial para entender los significados y significantes de lo que ha ocurrido en la historia y que hoy emerge como una cruda realidad la cual debe comprenderse para poder afrontarla y a veces enfrentarla.

Será determinante el respeto implementador desde las autonomías educativas consagradas en el decreto 1290 de 2009, lo cual facilitará la asimilación de este propósito al interir de las instituciones educativas.

A estudiar historia. A conocer y reconocer nuestro pasado para poder entender el presente y participar seriamente en el alistamiento de nuestro futuro. Y será al periodismo el primero que le toque repasar esa historia para poder seguir contándola tal y como lo señala su naturaleza.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net