Martes, 25 Sep,2018

Coctelera / JUL 11 2018

Coctelera

En esta edición de la coctelera, entérese: Qué es el posible bloque de concejales C-10, quiénes están allí y cuál es su propósito.

Un C-10

Fuentes muy cercanas al discurrir de las agendas que se tejen en el concejo municipal de Armenia, le hicieron saber a La Coctelera que en los últimos días se ha venido constituyendo un bloque de concejales que se perfilan como unidad negociadora con la administración municipal. Se trata de una coalición muy diferente a la que venía operando y que en este momento alcanzó el número de diez cabildantes que poco a poco han ido consolidando una agenda política y un dispositivo de control político, que según ellos, será determinante en su ejercicio coadyuvante con la alcaldía de Armenia. Quizás lo más notorio de esta nueva fuerza mayoritaria es que quedan por fuera los concejales del partido Liberal que hasta hace poco lideraban y disponían de su mayoría como factor de negociación con el gobierno local.
 

¿Quiénes en el C-10?

Hasta ahora este comando de interdisciplinariedad política está constituido por Juan David Caicedo de Aico, Carlos Eduard Ovalle de ASI, Stefany Gómez de los ‘verdes’, Luis Fernando Laspriella del partido Conservador, Luis Guillermo Agudelo de la U, y por Cambio Radical Orley Ortegón, Javier Andrés Angulo, Gerson Obed Peña, Érica Fernanda Falla y Hugo Aristizábal. Esta es la nueva alianza que busca generar un factor negociador y coadministrador, una vez se resuelva el tema de la persona, que finalmente gobernará la ciudad para el denominado cierre del periodo constitucional. Han manifestado algunos de los asociados al C-10 que mantendrán esta fuerza con su respectiva polenta política no solo como elenco de control político, sino que también actuarán como coalición de cara a las próximas elecciones.
 

¿Quién con el C-10?

Si fuera por estricta finura política, y se cumpliera lo de la terna liberal, al escogido o la escogida le tocará sentarse a negociar no solo con el C-10, sino que tendrá que sentarse, por lo menos con los concejales de su propia bancada que esperarán su respectivo juego y participación, y que quizás buscarán crear otro bloque para intentar sonsacar a alguno de los ya matriculados en la nueva alianza. Desde luego que para efectos de la agenda de gobierno y su cierre respectivo, tendrá el mandatario o mandataria elegido (a), que sentarse a ‘negociar’ con los unos y los otros, pues la agenda de emergencia, urgencia y prioridad de la ciudad no da espera, y no debería enredarse en las telarañas de las coaliciones partidistas o con acento electorero.
 

¿Y si es otro?

Y  un escenario que a lo mejor contemplarán los nuevos integrantes del C-10 es si por si acaso no prospera lo de la terna liberal, y al final se impone una persona de procedencia cívica, técnica o gremial, o de repente se dan las condiciones para que el doctor Álvaro Arias Young siga al frente de la alcaldía, los factores de negociación, sin duda, serán a otro precio. 

Por lo pronto habrá que esperar si los mismos participantes de esta fuerza interpartidista se proclaman abiertamente y ante la opinión pública como alternativa o complemento de gobierno, y lo demás quedará en manos de la suerte política de la ciudad y sus determinadores actuales.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net