Martes, 16 Ene,2018

Editorial / ENE 12 2018/ Comentarios

Colciencias vs conciencias

Grave señal se le envía al país. Fue Colciencias una entidad casi que en modo interinidad, y como si fuera poco fue la canasta de recortes para ajustar las ropas y cuentas de la aritmética electoral y la semántica política.

¡Qué maltrato! Sobre los saldos en rojo de los ocho años de gobierno de Juan Manuel Santos, debe colocarse en resaltador el maltrato a Colciencias. Es que ni siquiera la condición de “cenicienta” presupuestal cabe. Fue una entidad que se debatió entre los recortes recurrentes y la interinidad elocuente. Colciencias fue invitada de honor por este gobierno que ya termina a la canasta de la “mermelada” y produce terror y sincera angustia que haya terminado como una entidad más de la bolsa de favores y compensaciones de la Unidad Nacional.

Fueron ocho directores los que serpentearon por Colciencias lidiando los marasmos de la burocracia y el cálculo electorero fraguado desde la Casa de Nariño. Ocho valientes no pudieron derrotar al monstruo de la politiquería. Jaime Restrepo Cuartas, Jorge Cano, Carlos Fonseca, Paula Marcela Arias, Alicia Ríos, Yaneth Cristina Ghia, Alejandro Oyola y nuestro César Augusto Ocampo Rodríguez.

Para finales de agosto en una nota periodística de LA CRÓNICA desde una protesta en la universidad del Quindío se gritaba: “Si aceptamos el recorte, después no habrá retorno. No podremos seguir realizando investigaciones y avanzando en los procesos de formación”, así lo aseveró Germán Darío Gómez, director del programa de Biología de la Uniquindío, durante la marcha realizada en ese entonces en Armenia en rechazo de la disminución al presupuesto de Colciencias. 

Desde ese momento, ya se sabía que el proyecto de presupuesto de 2018 contemplaba un recorte drástico para Colciencias, que pasaría de recibir 380.000 millones de pesos a $222.000 millones, cifra que según los expertos solo alcanzaría para el funcionamiento de la entidad.

Como si fuera poco, en diciembre vino el otro embate cuando el gobierno anunció el nuevo apretón fiscal para este año, y otra vez Colciencias llevó del bulto.

Ahora, más allá del encarnizamiento con quizás una de las entidades más importantes del Estado, era y es hoy, un escupitajo a la investigación. A esa investigación de la que tanto se habló en las campañas presidenciales de hace ocho años como factor estructural del conocimiento y del desarrollo de la Nación. De esa misma investigación que ha sido mancillada históricamente por un sistema y un Estado, que trata a Colciencias como una entidad de quinta.

Era lo que nos faltaba, que politizaran Colciencias y que en lugar de estimular líneas de investigación, a lo que se dedicaron fue a estimular líneas de votación, en las cuales no cabía el rigor científico, ni epistémico, ni hermenéutico, ni nada que oliera a investigación seria para el país y desde el país científico y universitario; lo que les servía era estimular cuotas electoreras que garantizaran quorum y aseguraran mayorías para sacar adelante las agendas de interés de la presidencia.

Grave señal se le envía al país. Fue Colciencias una entidad casi que en modo interinidad, y como si fuera poco fue la canasta de recortes para ajustar las ropas y cuentas de la aritmética electoral y la semántica política de un gobierno que quiso honrar el eslogan ‘Paz, equidad y educación’, y que particularmente en la última, y más particularmente en la investigación, lo que hizo fue marginarla, excluirla y finalmente desplazarla.

Ojalá, que quien ocupe el solio presidencial desde agosto, resucite y dignifique a Colciencias. Ojalá que saquen del aparato burocrático a esta entidad y que le sacudan tanta mermelada que tiene, para que los investigadores y dolientes serios del país se tomen esta entidad, baluarte en la tarea de formar y reconstruir país.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net