Opinión / Mayo 19 de 2017 / Comentarios

Desarrollo del Quindío en proceso de paz

Pedro Julio Alba Rubio

El proceso de paz en Colombia es un logro que debemos aprovechar, independiente de las criticas constructivas que han generado desde varios sectores y siendo optimistas de que Colombia será más competitiva sin una guerra interna que duró más de 50 años, como fruto de la desigualdad social, la falta de oportunidades para las familias de bajos recursos económicos, el alto porcentaje de pobreza extrema, el subdesarrollo del país pobre en infraestructura (que ya está mejorando), la corrupción en algunos sectores del gobierno por muchos años, el narcotráfico, la falta de educación de calidad para todos los estratos, la falta de una justicia transparente e imparcial, la inseguridad que atemorizaba y ahuyentaba a los turistas y visitantes extranjeros. Con razón se ha dicho que la mejor noticia Internacional del siglo XXI ha sido “el proceso de paz en Colombia” y para algunos “la única buena noticia internacional”. 

Para que la economía del país retorne a un crecimiento importante, no es suficiente bajar las tasas de interés, sino hay que crear un ambiente que anime tanto a nacionales como extranjeros a invertir. Particularmente en el Quindío debemos crear industria, atraer inversión con incentivo de exención de impuestos, tecnificar el agro, ampliar la oferta del turismo, contar con un aeropuerto de primer nivel, guías turísticos bilingües (inglés), etc.

En las zonas que antes dominaban y controlaban todo las Farc, por ausencia del Estado, ahora en el posconflicto, se debe aprovechar para hacer vías terciarias para que los que trabajan en el campo, puedan sacar sus productos agrícolas al mercado. Los ingenieros militares como un arma especializada del Ejército Nacional, es mucho lo que podrían hacer si el gobierno les asigna misiones de construir vías terciarias y también aprovechar en esas regiones antes abandonadas, para hacer acción cívico-militar, construyendo escuelas, hospitales, etc.

Vale la pena destacar otro aspecto importante y es la vinculación en el futuro próximo de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde, o al club de los países ricos como algunos la llaman, ya que agrupa a los países que aportan el 70% del Mercado mundial y representan el 80% del PNB (Producto Nacional Bruto) mundial.

Los 35 estados miembros actuales incluyen a EE UU, Inglaterra, Canadá, Australia, Alemania, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Finlandia, Suecia, España, Chile, México, etc. y los aspirantes a formar parte de esta organización con cede en París, Francia son: Colombia, Costa Rica, Lituania y Rusia.

Los trabajos del aeropuerto El Edén de Armenia, para mejorar tanto el lado aire como el lado tierra ya fueron aprobados por la CRQ y se aspira que la licitación para definir que empresa ejecutara las obras se defina en los próximos 3 meses.

Confiamos en que para septiembre del 2017 se inicie esta modernización y ampliación que tanto necesita el Quindío.

Temas Relacionados: Opinión Pedro Julio Alba Rubio Paz

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados