Martes, 18 Jun,2019
Opinión / ENE 12 2019

Duque, historiador

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“…el apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial…” Me recordó, Iván Duque con su servil trino histórico, aquella señorita Antioquia que, años atrás, cuando al preguntársele: “¿Usted cree que la mujer es el complemento del hombre?”, pasmó el frívolo ámbito de las reinas colombianas respondiendo, con el convencimiento de Duque enseñándole a Mike Pompeo historia de fraternidad entre naciones: “El hombre se complementa al hombre, mujer con mujer, hombre con hombre y también mujer a hombre del mismo modo pero en un sentido contrario”.

No sé si tenga validez mi comparación. Si se complementa con la afirmación presidencial. La señorita improvisó. Por su parte, Duque debió pensarlo bien. Recurrir a sus conocimientos académicos en la línea histórica de María Fernanda Cabal cuando aseguró, esta, que la masacre de las bananeras era mito histórico de la narrativa comunista. ¿Hay también una historia naranja? Su sentir, de tipo revisionista, propone algún cambio de paradigma historiográfico donde a Estados Unidos se le encuentre, en algún recodo del pasado colombiano, su protagonismo junto a Bolívar, aunque el Libertador en su Carta de Jamaica confirma, respecto a Estados Unidos: “…hasta nuestros hermanos del Norte se han mantenido inmóviles espectadores de esta contienda”

Desde el enfoque histórico presidencial, Gerónimo, el gran jefe apache es probable que haya cruzado señales de humo con el cacique Calarcá. Falta la ratificación uribiana de tal dato histórico. En historia, quién lo enuncia, cómo y con cuáles intereses, son componentes esenciales para entender sucesos como este, de Duque hacia Pompeo. ¿Gazapo? No. Es una sutil estrategia posverdad, para distraer al pueblo colombiano y ponernos a divagar sobre tal enunciado mientras se prepara, con conocimiento del presidente, una acción guerrera contra Venezuela. Los partidarios de la doctrina Cebrowski, comienzan a actuar. Este es el propósito de Pompeo, ultraconservador leal a Trump, en su gira por Latinoamérica, ponderando el compromiso (?) de Duque para restablecer la democracia en Venezuela. Trasladaron, de medio oriente a la Cuenca del Caribe, sus guerras, que en este caso buscan socavar la unidad latinoamericana.

El consejero de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, quien reactivó un proyecto del Pentágono para la destrucción de los estados en los países de la Cuenca del Caribe, “está a cargo de la coordinación entre el equipo de Colombia, Iván Duque, y el equipo del vicepresidente brasileño”, denuncia el politólogo y periodista Thierry Meyssant. Los países miembros del “Grupo de Lima”, obedecen pautas establecidas en USA. Excepto México. Pompeo no recorre Latinoamérica para escuchar hablar de historia patria. Sus intereses los reveló la periodista argentina Stella Calloni. Estados Unidos prepara una guerra entre latinoamericanos. He aquí cuanto se pretende encubrir, espoleando discusiones bizantinas sobre el trino de Iván.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net