Domingo, 21 Abr,2019
Opinión / ABR 15 2019

El Gato Bohemio I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con estas intenciones se está consolidando en el norte de Armenia un nuevo espacio, que entregará oportunidades de creación y disfrute estético, encuentro y ritual, alegría y nostalgia.

Observar las montañas azules de la cordillera, bañadas de luna… Beber despacio una taza de café, del mejor café, de ese que enciende por dentro y activa los sentidos… Escuchar una melodía, de aquellas que acarician el alma, que la conectan con alguna historia ida, con recuerdos amados, con sensaciones vividas… Leer una novela o un soneto, para mantener latiendo el corazón de los que vivirán por siempre gracias a su creación.

Resucitar a Carmelina Soto Valencia, al poner sus versos en las pupilas y dibujarlos en el pensamiento y convocar seres de todas las épocas, logrando que la palabra desafíe al tiempo y se pronuncie de nuevo… Traer desde la eternidad a Noel Estrada Roldán con sus magníficos versos…

Disfrutar una atmósfera tibia, con luces tenues, de esas que parecen luciérnagas infiltradas en una burbuja de cristal… Atreverse a degustar un buen vino, para aligerar la conciencia, alegrarse y dejarse ir en los abismos insondables de la literatura, esa ventana al infinito.

Con estas intenciones se está consolidando en el norte de Armenia un nuevo espacio, que entregará oportunidades de creación y disfrute estético, encuentro y ritual, alegría y nostalgia.

El Gato Bohemio se convertirá en un ícono que recreará las mejores épocas del Café Libro que alguna vez fue presencia cultural en la carrera 14… Congregará de nuevo a los artistas que nutrieron con su presencia al Café Literario Julio César García Valencia de la Ugca y al Narciso Concha Aguirre en la EAM; permitirá que nuevas generaciones de escritores quindianos cuenten con un lugar para encontrarse a sí mismos y dialogar con otros, prestará paredes bohemias a interminables conversaciones y será un rincón para desahogar las emociones… para tener un eco de las carcajadas y una copa de cristal en la cual verter el llanto.

La capital quindiana necesita más lectura y escritura, muchos ciudadanos que abran su mente por medio de los libros, diálogos cotidianos que ocurran desde la condición elemental de humanidad y un desarrollo intelectual más elevado, que estructure los pensamientos y permita utilizar la inteligencia para encontrar caminos frente a lo que nos ocurre como ciudad. 

A lo largo de la historia, en ciudades tan importantes como París, Buenos Aires, La Habana, Barranquilla y Cartagena; los lugares de lectura, creación y encuentro, han congregado a los intelectuales con diversos motivos. Su importancia histórica es innegable y por eso, es maravilloso que en el corazón del Quindío contemos con un nuevo lugar para encontrarnos, reírnos, conversar, pensar en voz alta (y baja también), permitir que la pluma se desfogue y las páginas inmaculadas se pinten de palabras y en general, dejar que el pensamiento fluya y el espíritu se expanda.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net