Sabado, 20 Jul,2019
Opinión / MAY 15 2019

Este es el momento

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ni el momento ni el ambiente pueden ser más propicios para que las instituciones locales piensen en el perfil del alcalde 2020 -2023 y en las necesidades del presente y futuro de la ciudad. Estamos en la época de atender el llamado que el deber nos hace a pensar partiendo de los valores de quienes con honradez, dignidad y amor por Armenia y el Quindío, dieron comienzo a la construcción del modelo cívico y social que tanto éxito le deparó a la región.

El ambiente indica que hay que participar con decisión electoral superior a la de los años finales del siglo pasado cuando fue imperativo de la región arrebatarle a la Anapo la dañina administración que se aferró por ese entonces al poder soportada en la corrupción y la incapacidad para hacer las cosas bien. El mentor e inspirador de la crítica época fue ni más ni menos que el binomio bogotano conformado por Samuel e Iván Moreno Rojas.

Ocurrido el terremoto de 1999 y llevada a cabo la reconstrucción de los municipios quindianos golpeados por la naturaleza, volvió el concubinato a malograr la ciudad y a contaminar por efecto a la mayoría de las poblaciones del departamento. No valieron las amonestaciones sociales, las advertencias de quienes hemos hecho desde el periodismo que ahora dicen hacer politiqueros maniquíes de mínimas categorías morales frente a las intenciones de la corrupción.

Sin vanas retóricas pero con la verdad expuesta, nos dimos a la tarea de denunciar la perversidad de la administración departamental 2012-2015. Nos dejamos engañar —es verdad— del gobierno municipal de la misma época, algunos de cuyos gobernantes están todavía privados de la libertad y esperando su juicio final, no obstante, se logró que el Quindío reaccionara demostrando que cuando se quiere se puede y ese es precisamente el nuevo momento. 

Queremos cambiar la estructura políticoadministrativa con las que no se han logrado mayores cosas. Necesitamos sacudirnos otra vez, negando el voto como creo que debe hacerse, a todos los aspirantes cuyos nombres estuvieron en el cuatrienio de la oscuridad 2012/2015 y a quienes continuaron durante el 2016/2019, siendo parte en las administraciones presentes de esos mismos esquemas.

Dicho de otra manera, pero con el mismo sentido, no es posible votar el 27 de octubre por ningún candidato que haya hecho parte del gobierno de Luz Piedad Valencia, ni de la administración departamental o la dirección política de Sandra Paola Hurtado. Ellas están detrás de algunos de esos candidatos y ya vendrá el momento de desenmascararlos. Se quedaron en el gobierno del padre Carlos Eduardo Osorio con la misma marca, vienen con las huellas de la corrupción fijadas en sus manos. 

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net