Viernes, 14 Dic,2018

Opinión / ENE 14 2018

Firmes contra la megaminería

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Excelente que el comité de seguimiento electoral de Córdoba continúe firme en los preparativos para la consulta popular sobre la megaminería el próximo domingo 21 y ya realizada en otros municipios con un rotundo no masivo a esta actividad por los daños graves e irreversibles de carácter ambiental que genera.

Se espera que el Minhacienda acate el fallo de tutela del Tribunal Administrativo del Quindío y asigne los recursos correspondientes para su financiación, pues aquí es necesario priorizar la defensa de la vida con la protección de sus fuentes naturales de agua, su biodiversidad y en general del ecosistema. Este paraíso verde debe ser protegido por encima de cualquier intención mercantilista o de aparente desarrollo, contemplando claras experiencias vividas en países vecinos como el Perú por ejemplo, cuyas comunidades campesinas con alto porcentaje de población indígena, ha debido sufrir el fuerte impacto de la ´fiebre minera´ en algunas de las zonas más fértiles y ricas de la tierra, con paradójicos problemas de desnutrición resultantes. Allí el mito del desarrollo económico y del progreso, avalado por el mismo gobierno en beneficio de las grandes multinacionales, ha justificado de forma absurda la destrucción del medio natural del cual depende la población, deteriorando sus condiciones de vida y aumentando su nivel de dependencia hacia un único y limitado sector productivo, por encima de la agricultura y la ganadería que prácticamente desaparecen del entorno económico. 

Las imágenes que aparecen en la web, dicen y motivan más que muchas palabras y por ello, será muy estratégico si se ilustran con ellas los afiches, pancartas promocionales de la jornada y se proyectan videos concretos sobre los desastres generados en ese vecino país, concretamente en la mina de cielo abierto que devora a Cerro de Pasco, la capital minera del Perú, una de las ciudades más altas del mundo, la mas grande del país, muy desarrollada un siglo atrás y hoy considerada oficialmente en emergencia ambiental. En medio de ella hay un hueco gigante de casi 2 kms de longitud, 1 km de ancho y casi medio de profundidad que se sigue expandiendo. El centro histórico fundado a finales del siglo XVI ya no existe, fue tragado por la mina. A su alrededor hay una zona de exclusión llena de casas abandonadas y la mina envenena con sus desechos tóxicos los lagos y los ríos, dejando la ciudad sin agua, amén de su polvo destructivo que se amontona por la ciudad y que es consumido por los habitantes, causando grave daño especialmente a los niños.

Por ello la lucha contra la megaminería debe ser sin tregua y con el pleno respaldo de todos sin excepción, si queremos asegurar una vida sana para nuestras futuras generaciones. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net