Miércoles, 19 Dic,2018

Opinión / DIC 06 2018

¡Jóvenes, sigan al conejo blanco!

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

The Matrix, un guión cinematográfico escrito y dirigido por las hermanas Wachowski de Chicago, estrenado en USA en 1999, que en palabras de William Irvin, es una película de corte filosófico.

En la pantalla del computador de Neo, un hacker informático, aparece el siguiente mensaje: “Despierta, Neo. Matrix te posee. Sigue al conejo blanco… Toc, toc, Neo”. Éste abre la ventana motivado por el deseo de descubrir qué es Matrix, entonces aparece Trinity quien lo pondrá en contacto con Morfeo, otro hacker. Morfeo, dios del sueño en la mitología griega, le confiesa que el mundo en que vive es una simulación virtual y lo invita a atreverse a conocer el mundo real. 

Y como en la alegoría de la caverna de Platón, que quienes la habitan solo pueden ver el reflejo de los objetos en la pared a través de la luz solar, Neo, siguiendo el acertijo, se lanza en busca del conejo blanco —una alusión a Alicia en el país de las maravillas—. Morfeo, ahora encarnando a la oruga de este cuento maravilloso, le ofrece dos pastillas: una azul, que lo devolverá a la realidad virtual y una roja que lo llevará a Matrix. Neo se traga esta última.

Ambos aparecen en una ciudad semidestruida y oscura. Morfeo le cuenta que el desarrollo acelerado de la inteligencia artificial, llegó a tal perfeccionamiento, que las máquinas tuvieron el poder de rebelarse contra sus creadores. Se desató una guerra por la disputa de la supremacía y el resultado: la alteración climática produciendo una gran nubosidad de polvo y agua que ocultó el sol. Las máquinas previniendo quedarse sin la energía que las mantuviera funcionando, copiaron el ADN de los humanos y, sembraron fetos en ampollas conectadas a una potente matriz, así recibieron la suficiente energía que les permitió operar. 

Para mantenerlos vivos les programan una existencia virtual haciéndoles creer que son personas normales, y que interactúan en comunidades metropolitanas como New York. Además, Morfeo le confiesa a Neo que ha sido elegido para destruir la gran máquina utilizando sus conocimientos informáticos de hacker. 

Adenda: Neo, que se encuentra viviendo en el año 2199, se pone en la tarea de indagar primero en videos de principios del segundo milenio, y con asombro advierte, cómo la memoria de los jóvenes fue absorbida por aparatos digitales inteligentes.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net