Editorial / Julio 17 de 2017 / Comentarios

Más trabajo

Los resultados de las encuestas permiten dar una lectura de la percepción que tienen los gobernados de sus gobernantes. Queda mucho para mejorar.


A finales de octubre de 2015, la esperanza de los quindianos se materializó cuando en una contundente votación, les entregaron a Carlos Eduardo Osorio Buriticá y Carlos Mario Álvarez Morales las riendas de las dos principales administraciones de la región: la gobernación y la alcaldía de Armenia.

Un voto de opinión se manifestó, para darle un cambio de rumbo, actuar y gestión, a los gobiernos, lo que había generado una polarización que desencadenó pugnas, ataques grotescos y rivalidades poco sanas para el departamento.

Van 18 meses largos desde la posesión de los ‘Carlos’, personas formadas con bases humanísticas, y que le dieron optimismo a los quindianos, tanto que en junio de 2016, en la encuesta de CM& y aplicada por el Centro Nacional de Consultoría, los gobernantes estaban con altos porcentajes de imagen positiva. El gobernador Osorio alcanzaba 71%, mientras que el alcalde Álvarez el 66%.

Hace un año, los gobernadores del país con mayor imagen positiva eran Carlos Amaya de Boyacá, 78%; Francisco Ovalle de Cesar, y Luis Pérez Gutiérrez de Antioquia, ambos con 74%, por lo que nuestro mandatario no estaba lejos del top 3, con su 71%.

No obstante, en el ejercicio aplicado la vigencia actual, Osorio se desploma al 52%, por lo que pierde 19%, y ya lejos de los primeros puestos que tienen Eduardo Verano de la Rosa, de Atlántico, 76%, y Dumek Turbay, de Bolívar, y Luis Pérez Gutiérrez, de Antioquia, con igual porcentaje de 72.

Asimismo, el alcalde Álvarez pasó de tener el 66% al 44%, una pérdida de 22%, y muy lejos de los alcaldes con aceptación: Alejandro Char, de Barranquilla, con 89%, seguido por Rafael Martínez de Santa Marta, 84%, y Federico Gutiérrez de Medellín, 79%. En junio de 2016, los alcaldes con mejor imagen eran Marcos Pineda de Montería, 89%; Gutiérrez de Medellín, 88%, y Char de Barranquilla con 83%.

Aunque pueden decir que las encuestas dan solo una mirada, sería inoportuno, en las instancias actuales, no prestarle atención a los resultados que reveló el Centro de Consultoría, por pedido de CM&, puesto que los datos sirven para tener un panorama de lo que piensan los gobernados de sus gobernantes, y así redireccionar la gestión.

Para el gobernador, su estrategia de pernoctar en un municipio por una semana, y conocer de primera mano las necesidades de la comunidad, parece que no le ha dado el resultado esperado de acercamiento, eso sí nos remitimos a la encuesta. Y por su parte, el burgomaestre de Armenia no ha podido conectar su labor y sus ‘diálogos’ con los armenios, quienes aún esperan ejecutorias.

Gobernar, en el caso del mandatario de los quindianos, es más que citar parábolas, refranes y chistes, sino saber rodearse de un buen equipo de asesores, que le ayude a interpretar la región, no la realidad de departamentos vecinos o lejanos, para sacarle provecho a sus visitas municipales y a los barrios. Malestar le causó al edificio departamental que los vecinos de Las Colinas hayan manifestado a través de LA CRÓNICA su incredulidad, previo a la visita del gobernador al barrio. La altivez no puede obnubilar al padre Osorio y menos a sus colaboradores, que deben entender que los medios de comunicación no somos ‘comités de aplausos’ de las administraciones, sino la voz de las comunidades que en ocasiones no son escuchadas, a la vez que prestamos el servicio de informarle a los gobernantes y la sociedad lo que está pasando.

Y señor alcalde, los armenios esperan el ejercicio de la autoridad para devolverle el orden a la urbe, que se afecta por la delincuencia, problemas sociales y deterioro. Se quieren ejecutorias más allá de las obras de valorización, y de las quejas del bajo recaudo, porque la ciudad no se puede detener y es obligación suya buscar alternativas para que ello se garantice.

Con respeto gobernantes, los electores depositaron su confianza en ustedes para solucionar o mitigar flagelos como el desempleo, la inseguridad, pobreza, falta de oportunidades, y otros, por lo cual aún quedan más de 2 años para impulsar o redireccionar las estrategias. En sus manos está el devolverle la credibilidad a los ciudadanos en las instituciones que ustedes representan. La historia les dará el puesto que se merecen, y que esté acorde al apoyo que el pueblo les entregó en las urnas, para bien de Armenia y el Quindío.

Temas Relacionados: Opinión Editorial

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados