Sabado, 21 Abr,2018

Opinión / SEP 18 2017

Plaza Bolívar: caos e inseguridad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En la columna anterior, me referí a las cosas buenas de nuestra capital, las obras que la hacen ver bonita y progresista. Infortunadamente hoy debo hacer un comentario sobre algo negativo que está en boca de todos los armenios


Se refiere a la presentación y acciones en nuestra plaza principal, el parque Bolívar que tiene lunares que no compadecen con el homenaje que se hace al Libertador que lleva su nombre, la sala de recibo que tiene la ciudad para los visitantes y turistas.

Inicio por señalar las importantes entidades y espacios que enmarcan la plaza Bolívar y sus alrededores: El edificio de la gobernación, la plazoleta Centenario, la iglesia Catedral, droguerías, cafeterías, empresas de telefonía celular, la sede de la Dian, un hotel, el banco Caja Social, oficinas públicas y privadas y edificios de apartamentos ocupados por familias respetables que habitan allí pensando en un lugar seguro y tranquilo para el descanso en sus hogares. Y por si fuera poco, a 30 metros por la carrera 13 reside el señor gobernador Carlos Eduardo Osorio Buriticá.

Pues bien, la plaza no es lo que todos anhelamos, de un tiempo para acá se ha convertido en foco de inseguridad, del desorden de ventas ambulantes, de sitio escogido para toda clase de espectáculos con altos volúmenes de ruidos, escenario de todo tipo de diversiones y actuaciones, muchas de ellas faltando al respeto de quienes deben transitar por el lugar.

Mi propuesta concreta se refiere a una organización de los vendedores ambulantes que ofrecen toda clase de artículos y comidas al aire libre; realizar en el parque únicamente eventos de paradas militares, religiosas, de gobierno, estudiantiles, de salud, conferencias, presentación de las bandas musicales de los municipios y el departamento, actos culturales, etc; el resto de funciones trasladarlas al parque Sucre o El Cafetero, que disponen de buen espacio para estos actos. 

Ordenar por parte de la alcaldía el arreglo de baldosas, jardines y rejillas, limpieza general de pisos, muros y los monumentos importantes que reposan allí: Simón Bolívar y El Esfuerzo que piden a gritos un aseo general profundo.

La inseguridad también ronda por la plaza Bolívar durante las 24 horas del día. Recientemente el párroco de la Catedral, padre Carlos Arturo Quintero Gómez, en una de sus homilías se quejaba de los continuos robos de elementos en la iglesia y en la capilla anexa que tuvo que cerrarse hasta tanto se resuelva la vigilancia en sus alrededores por medio de la policía en forma permanente; ahí queda esta inquietud señor alcalde Carlos Mario Alvarez Morales su intermediación para el envío de agentes de seguridad para el cuidado de la plaza símbolo de la ciudad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net