Opinión / Agosto 12 de 2017 / Comentarios

Recortando la alegría

Valentina Macías de Mejía

Sí. El recorte que hará el gobierno al presupuesto del 2018 para el deporte, de un 62,3 por ciento menos, al que le fue entregado para el 2017, significa un recorte a la alegría, a la felicidad, que nos brindan nuestros deportistas, con sus enormes hazañas. 

 


Ellos son los verdaderos abanderados de la paz; son los adalides de ella; son quienes atenúan todo lo malo que estamos viendo y viviendo hoy, en nuestro país. Son los únicos que paralizan a Colombia, cuando participan en juegos nacionales e internacionales y en los que obtienen preseas de oro, plata y bronce, dejando muy en alto a nuestra patria. Son los que logran con sus actuaciones heroicas, que dejemos de lado nuestras ocupaciones rutinarias y nos sentemos frente al televisor a vivir con ellos sus momentos de triunfo, sus esfuerzos, su lucha; son los que, desde la distancia, nos hacen llorar de alegría, nos alientan, nos hacen sentir el orgullo de ser colombianos. ¡Cómo disfrutamos al ver ondear nuestra bandera en países lejanos! ¡Cómo nos hace llorar el escuchar nuestro Himno Nacional! Son momentos de gloria, de triunfo, de unión de todos: Extranjeros y nacionales, gritando: Nairo, Urán, Chaves, y otros en ciclismo; Mariana en el bicicrós; Caterine en el atletismo; Duque en natación y muchísimos más que no alcanzamos a enumerar ahora. Sin embargo, tenemos que destacar a quienes en los Juegos Olímpicos de Brasil en el 2016 ganaron las siguientes preseas: Oro para Caterine Ibargüen en atletismo; oro para Óscar Figueroa en levantamiento de pesas; en boxeo medalla de plata para Yuberjén Martínez y de bronce para Ingrit Lorena Valencia; plata en judo para Yuri Alvear y bronce para el bicicrocista Carlos Ramírez y el levantador de pesas Luis Javier Mosquera. Todos ellos, son los que secan nuestras lágrimas con sus triunfos; son los verdaderos creadores de paz; son los que, con sus impecables vidas dedicadas al deporte, nos hacen olvidar los horrores de la corrupción que actualmente se vive a todo nivel. Son los únicos que nos impulsan a entonar nuestro Himno Nacional con alegría y devoción. Lástima que el presupuesto para el deporte haya sido recortado, perjudicando a los que con su esfuerzo y sacrificio, nos regalan sonrisas, euforia y gritos de júbilo, y en cambio, premien a quienes con sus actos inundaron de lágrimas a Colombia.

“Nadie mejor para darnos lecciones de dedicación, perseverancia y tenacidad que un deportista, pues los atletas saben muy bien sobre los esfuerzos que se tienen que hacer para alcanzar el éxito. Cualquier tipo de deporte deja una enseñanza valiosa para la vida, y es que en cada disciplina se requiere de fortaleza y constancia”. Anónimo.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados