Jueves, 17 Oct,2019
Opinión / OCT 09 2019

Seamos científicos en la crianza

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ser más científicos no es entrar a procesos de obsesión con respecto a la crianza, es entender que podemos ser organizados en nuestros pensamientos para impactar de una forma más concreta y asertiva el desarrollo de los niños.

En muchas culturas en el mundo se toma la experiencia de otros como base para construir las experiencias propias, muchas veces en nuestra cultura el desconocimiento nos hace cometer los mismos errores que han cometido los otros y caer en los mismos procesos de aprendizaje que muchas veces son dolorosos, yo siempre planteo que el reconocimiento de esas experiencias puede ayudarnos a avanzar más rápido en el camino y eso nos hace ser un poco más científicos.

Cuando acojo el término de padres más científicos, estoy planteando la posibilidad investigativa que todos tenemos, la investigación es un arma para la construcción del conocimiento, pero es algo que se debe salir de los parámetros de la ciencia concreta, no solo se hace ciencia en una investigación formal y mucho menos en un laboratorio, se hace ciencia en una experiencia, un caso, un hogar.

Los elementos para que nuestro proceso sea científico son los siguientes:

Conocer las experiencias de otros

Ser abiertos a entender que el mundo esta lleno de posibilidades y que ya otros han pasado por lo mismo que yo.

Reconocer los patrones familiares y la historia de las familias para entender que dentro de esa historia hay elementos importantes de aprendizaje.

Estructurar unos objetivos frente a lo que quiero construir desde la crianza.

Aportar al cambio desde reflexiones constantes y entendiendo que no hay verdades absolutas.

Entender que nuestro universo humano tiene las mismas características biológicas y que si le funciona a un grupo, puede funcionarme a mi también.

Universalizar el pensamiento para ser críticos con nuestra propia cultura, ver la posibilidad de la felicidad en las culturas alrededor del mundo.

Cuando somos más científicos en el proceso de crianza podemos conseguir objetivos claros, persiguiendo conductas más especificas y tener una sana comparación que permite que las creencias familiares sean comprendidas de manera adecuada por cada uno de los miembros.

Ser científicos nos lleva a la razón y esto conlleva la posibilidad de bajarle al drama en la crianza y entender que podemos reflexionar continuamente sobre nuestras conductas y pensamientos.

Cada familia tiene su propio proceso, todos requerimos encontrarlo y adoptarlo por el bien de ese núcleo que esta en desarrollo.

[email protected]


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net