Opinión / Marzo 16 de 2017 / Comentarios

Somos ricos

Jaime Alberto Martínez

Colombia es el segundo lugar del planeta con la mayor cantidad de especies de plantas y animales después de Brasil, lo cual es una riqueza maravillosa, motivo de orgullo y cuidado como si fuera nuestro tesoro más preciado. A nuestra región cafetera en particular, esto nos ha valido para que sea considerada como una de las regiones terrestres prioritarias para la conservación de la biodiversidad a nivel mundial.


Los ojos del mundo entero han sido puestos sobre nuestro territorio, razón suficiente para que desde el mismo Estado y con pleno conocimiento y voluntad de cumplimiento de los entes territoriales y la población en general, se sigan generando y fortaleciendo políticas ambientales claras, prácticas y efectivas con obligación de cumplimiento, seguimiento y verificación; y así, tener garantías para la preservación de nuestro patrimonio natural, principalmente del agua. 

En el departamento del Quindío, la flora nativa comprende cerca de 2.000 especies presentes en remanentes de bosques, cañadas, como árboles aislados o en arreglos agroforestales asociados al cultivo del café; también hay reportadas hasta el momento 1912 especies de aves de las cuales el Quindío cuenta con 543 especies; gran oportunidad para seguir fortaleciendo actividades como el avistamiento de aves que cada día nos da un mayor reconocimiento a nivel mundial. 

En cuanto a mamíferos, se encuentra el oso de anteojos, especie en vía de extinción, el mono aullador, el oso perezoso, el perro de monte, el guatín negro, la danta de páramo, el conejo sabanero, la chucha, la ardilla, entre muchos otros. Ya he escrito anteriormente acerca de la gran posibilidad que tiene nuestro departamento de fortalecer el turismo ecológico que da la oportunidad a quienes nos visitan de respirar, sentir, ver con sus propios ojos, es decir, vivir la biodiversidad del Quindío y el paisaje cultural cafetero. 

Si aprovechamos nuestro inmenso capital de flora y fauna de la manera correcta, estoy convencido que entre muchas otras oportunidades, será posible contribuir sustancialmente a cambiar desde las regiones varios de los referentes que lamentablemente se tienen de Colombia en el exterior, y seguir remarcando en el imaginario colectivo, la percepción de nuestro Quindío y país, como un paraíso terrenal digno de ser apreciado principalmente por su desbordante riqueza y belleza natural, y poder restarle fuerza a la promoción de referentes negativos, la apología al delito y las malas costumbres, que de manera absurda se hacen a través de producciones audiovisuales que son difundidas por los canales de televisión populares nacionales y vendidas al mundo como abono a nuestra pésima imagen. No tengo necesidad de entrar en detalles, todos saben cuáles son.

Y lo más importante, nuestra biodiversidad no se conservará en el tiempo si el agua escasea, si los ríos se secan, si no lo hacemos bien frente al cambio climático, si siguen construyendo a diestra y siniestra en Armenia sin compensar el costo a la biodiversidad local, incluida la reforestación de las cuencas del Quindío y alrededores. 

Visita mi fanpage: www.facebook.com/JaimeAlbertoMartinezV

Temas Relacionados: Opinión Animales Plantas Columna

OTRAS NOTICIAS

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados