Opinión / Abril 21 de 2017 / Comentarios

Todo pasa, nada cambia

Fernando Arias Romero

En marzo 15 de 2013 publiqué en este mismo periódico una columna en la cual me referí a 2 elementos fundamentales que los municipios deberían tener en cuenta en los procesos de revisión de sus POT: La Planeación Participativa y el Expediente Urbano.


Como en nuestro contradictorio país pasa de todo, pero al mismo tiempo nada cambia (como si en realidad nada pasara), hoy, 4 años después, considero pertinente transcribir apartes de esa columna, incentivado por el informe presentado esta semana por el director del DNP que recuerda que el 97% de los municipios siguen sin adoptar la revisión de sus POT.

Sobre la planeación participativa decía lo siguiente: “En este sentido, la normativa en materia de planeación y participación, soportada en nuestra Constitución Política destaca como fundamental la participación ciudadana como medio y como fin para la construcción de lo público...La participación ciudadana no debe reducirse a meras instancias de información y aprobación sobre contenidos y fórmulas precocidas por un consultor... Con esta óptica, muy seguramente, el contenido de la revisión de los POT de los municipios será muy diferente al triste “Copy paste” característico de la primera generación de POT en el país”.

Con respecto al Expediente Municipal, mencionaba en la añeja columna, que la ley 388 de 1997 en el artículo 112, estableció que los territorios locales deben tener un “sistema de información urbano que sustente los diagnósticos y la definición de políticas, así como la formulación de planes programas y proyectos... que debe convertirse en herramienta fundamental para la evaluación y seguimiento permanente de los POT... Quiere decir que los municipios quindianos, en su totalidad, están en mora de poner en marcha el Expediente Municipal dentro de sus estructuras administrativas, atendiendo los instructivos y guías metodológicas que en ese sentido y de manera oportuna fueron impartidas 
desde el ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial...”.

NOTA: Parece que en materia de planificación seguimos “ladrándole a la luna”, acción que se define como “Perder el tiempo necia e inútilmente quejándose...”.

Temas Relacionados: Fernando Arias Romero Opinión

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En Cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

©2009- 2017 todos los derechos reservados