Martes, 18 Jun,2019
Opinión / ABR 16 2019

Un debate necesario

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Parece extraña la postura del presidente Trump frente al gravísimo problema de consumo de diferentes drogas alucinógenas en Estados Unidos con unos índices francamente aterradores; pero se equivoca al buscar el ahogado río arriba con unas críticas altisonantes al gobierno de Colombia.

En un largo reporte que apareció hace poco la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito presenta un balance aterrador del avance del consumo mundial y como consecuencia de la notable demanda, el aumento ostensible de hectáreas sembradas y la amenaza de las nuevas sustancias psicoactivas y los fármacos recetados; dice el informe en uno de sus apartes: “El número de personas que ha consumido drogas al menos una vez en el año está en 275 millones, aproximadamente 5.6% de la población mundial entre los 15 y 64 años. Pero las muertes causadas directamente por el uso de sustancias aumentaron en un 60% entre 2000 y 2015. Las personas mayores de 50 años son el 39% de esas víctimas y la gran mayoría, por uso de opioides”. La comercialización revela cifras en dólares escalofriantes y un lavado de dinero superior a los dos mil millones de dólares. Una bicoca.

En el mismo informe que cito, aparece un sesudo documento escrito por Juan Manuel Santos, Ernesto Zedillo y Ruth Dreifuss, expresidentes de Colombia, México y Suiza en su calidad de miembros de la Comisión Global de Políticas de Drogas quienes afirman categóricamente: “Al reclamar la legalización no nos estamos rindiendo ante el problema que plantean las drogas. Más bien, estamos abogando por una solución más efectiva, duradera y humana. Si bien la regulación legal no es una panacea para todos los problemas relacionados con las drogas, es la mejor esperanza que tenemos de construir un mundo más saludable, más seguro y más justo. En definitiva la elección es simple. Podemos entregarles el control a los gobiernos o a las organizaciones criminales. No hay una tercera opción”.

El clamor de Trump es como el grito de un padre desconsolado y no es para menos; la destrucción de miles de hogares sacudidos por el flagelo del consumo, golpea los cimientos de Estados Unidos y en buena parte del mundo: una solución inmediata podría ser la legalización pero el debate está abierto y creo que con mucha urgencia.


William Galvis

La noticia de la muerte del notable abogado y tributarista me ha llenado de profunda congoja; además de ser un gran señor a carta cabal, se distinguió por su laboriosidad y ejercicio profesional impecable, de condiciones éticas y morales sin tacha. Paz en su tumba.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net