Sabado, 21 Jul,2018

Opinión / DIC 08 2017

Una pista de verdad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

¿Cómo enfrentar a un hombre cuya naturaleza desafía nuestra índole?

El hombre del yate, enfundado hasta el cuello en un saco negro y calzado con zapatillas deshilachadas, miró con una mezcla de indiferencia e interés rutinario hacia el cliente, le dio a Montenegro un papel que estampó con su firma: Ulises Carbajal. Tendría algo más de treinta años. Se perfilaba neto y real junto al yate escaldado por la sal aunque la blancura de su eslora, era espectral bajo la luz del mediodía lluvioso. –Lo estaré esperando a la hora convenida.

Montenegro dejó pasar dos taxis. Y subió al tercero. Dijo una dirección. Eran la 1:45 p. m. y sobre Pula caía una llovizna pertinaz. Mientras el taxi tomaba la avenida que lo llevaba lejos del centro, Montenegro pensaba en Fuad o Ashaverus. –Ni una gota de sangre al herirse. Sintió un miedo inasible. –Voy a ganar esta apuesta se dijo sin seguridad.

-Hay una leyenda que dice que existe un río cuyas aguas dan la innmortalidad. La leyenda existe y Fuad es real y tengo un pacto con él y no sé quién será el perdedor. ¿Cómo enfrentar a un hombre cuya naturaleza desafía nuestra índole? Transcurrieron diez minutos y el taxi se detuvo en la colina donde estaba el hotel. Montenegro sin decir palabra indicó que necesitaba la llave de su habitación. Tenía menos de ocho horas para interpretar los catálogos.

La llovizna era un aguacero helado. Montenegro dejó en el escritorio los dos catálogos. Un espejo junto a la pared duplicaba de cuerpo entero a un hombre cercano a los cuarenta años de movimientos precisos. Era curioso que si giraba la cabeza de pelo ensortijado sobre los hombros anchos, parecía que cuando lo hacía daba vueltas a una idea que diseccionaba, y llevaba a sus más inesperadas consecuencias. Abrió el primer catálogo. El impreso en la Nueva Granada y que fotocopió en Moscú.

La descripción en griego medieval de Constantinopla, decía que el sólido había sido acuñado en el año de la herejía. Explicaba que la inscripción tres que son uno y distintos, significaba que nunca hubo un hombre Dios que se llamara Jesús. Que Jesús fuera un hombre y al mismo tiempo ser divino, era negado por los herejes de Constantinopla. No había Padre, no había hijo y Jesús tenía índole de hombre. El catálogo de Pula estaba en ruso y añadía: Los sólidos falsos serán acuñados en oriente por los herejes y serán distribuidos por toda Italia para arruinarlos y divulgar la herejía. Y añadía vendrá un tiempo y alguien de nombre Fuad en la costa junto a Venecia, será inmortal y hereje. El catálogo había sido impreso en 1845 en Santafé de Bogotá. Me quedan dos horas para descifrar el segundo catálogo, dijo Montenegro en susurros. El reloj indicaba las 4:00 p. m.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net