Lunes, 23 Sep,2019
Opinión / AGO 23 2019

Whatsapp en las relaciones laborales

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La tecnología ha modificado la forma de relacionarnos. Las llamadas se utilizan muy poco y casi que exigirían lazos sanguíneos para realizarlas. Hay incluso algunos que, así suene su teléfono, prefieren esperar unos minutos y escribir un mensaje. Estos comportamientos no son ajenos al mundo del trabajo; por eso cabe preguntarnos: ¿El Whatsapp ha modificado las relaciones laborales?

Luego de indagar, todos coincidían que tienen grupos de Whatsapp donde participan sus compañeros y líderes, y en ellos se imparten instrucciones. Desde esta realidad, vale pensar si se asume con responsabilidad estos espacios virtuales, ¿se respetan los horarios laborales?, ¿se es incluyente dentro de ellos?, ¿se utiliza como herramienta efectiva de comunicación?

Estos grupos en las empresas son ya una herramienta natural, que hacen que el trabajo fluya, pero no se puede ser ajeno a la responsabilidad que conlleva.

Esta forma de comunicación dentro de las organizaciones, tiene virtudes: 

-Reacción inmediata

-Recordatorio 

-Realizar reportes en línea

-Solucionar

-Contactar sin importar el territorio

Medio de eficiencia

A pesar de estas ‘ventajas’, debemos tener límites para no alterar la intimidad y el descanso de las personas que lo integran, por ejemplo, tener claro el objeto de grupo y no enviar mensajes innecesarios que lo desvirtúan, evitar conversaciones que se envían al grupo, cuando se trata de un tema para ser discutido con una persona; ser respetuoso y no agredir a los miembros del grupo, ser concreto en lo que se escribe y no dar un uso al grupo para información personal.

Analizando lo anterior, en concordancia con la sentencia T-574-17 emitida por la Corte Constitucional y la aplicación extensiva de normas de derecho laboral en últimos fallos, es importante estar atentos a las siguientes advertencias.

Acoso laboral: las conductas por este medio pueden llegar a generar acoso laboral o violación a la intimidad de los trabajadores.

Responsabilidades: el Whatsapp como herramienta de trabajo, no se puede usar como medio de exclusión. Los mensajes fuera del horario laboral que impliquen la realización de una tarea y su jefe inmediato apruebe el mismo, podría llegar a generar el pago de horas extras.

Realmente este canal hace parte de nuestras relaciones laborales y debe generar una cultura de eficiencia. También allí debe primar el respeto como responsabilidad de todos los integrantes, así que es importante dentro de la cultura organizacional y reglamento interno de trabajo, pensar y regular este espacio de comunicación, para no generar niveles de estrés laboral. Por el contrario, convertirlo en una herramienta beneficiosa para todos, aportando al bienestar de los colaboradores. 


Linda J. Quintero Ángel


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net