Opinión / Junio 21 de 2012

Buen director para CRQ

Hoy se espera que sea designado el nuevo director de la entidad ambiental. Gran responsabilidad y oportunidad tiene el consejo directivo para devolverle la institucionalidad a una entidad que ha recibido en los últimos años señalamientos por diversas razones.

En sesión extraordinaria del consejo directivo a partir de hoy a las 10:00 de la mañana se iniciará el proceso para designar el nuevo director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ.

Varios han sido los conceptos y comentarios sobre esta diligencia en la región, lo que se unió al ordenamiento de la Corte Constitucional que tumbó la ampliación del periodo de los actuales directores de las CAR, que había sido extendido hasta el 20 de junio.

No es un secreto que este cargo representa un encomiable compromiso y es uno de los más apetecidos, razón que genera el ‘choque’ de varias fuerzas en la región.

En esta oportunidad, como en las pasadas, la disputa no ha sido ajena al proceso, por lo que hacemos un llamado desde este espacio para que se prioricen los intereses generales de la región y no los particulares lo que sería catastrófico para nuestro departamento.

De acuerdo con lo que condensa la CRQ en su página web, la naturaleza jurídica de la misma es que las corporaciones autónomas “son entes corporativos de carácter público, creados por la ley, integrados por las entidades territoriales que por sus características constituyen geográficamente un mismo ecosistema o conforman una unidad geopolítica, biogeográfica o hidrogeográfica, dotados de autonomía administrativa y financiera, patrimonio propio y personería jurídica, encargados por la ley de administrar, dentro del área de su jurisdicción, el medio ambiente y los recursos naturales renovables y propender por su desarrollo sostenible, de conformidad con las disposiciones legales y las políticas del ministerio del Medio Ambiente”.

En este sentido, el nuevo director de la CRQ deberá velar y defender esta región, declarada como Paisaje Cultural Cafetero por la Unesco, de las amenazas de varios megaproyectos que si no son vigilados podrían lesionar de manera permanente nuestro ecosistema.

Es necesario que se conozca la posición y los conceptos de quien sea elegido sobre temas fundamentales como la megaminería, el que ha recibido el rechazo unísono de todos los sectores de la sociedad quindiana y de su compromiso para ejercer vigilancia y control para que no se afecte el ambiente y los recursos naturales del departamento, como ya sucede con las obras del túnel de La Línea y sus vertimientos, los que aún contaminan las fuentes hídricas de los calarqueños.

Es urgente que la CRQ sea más activa y se involucre, a través de su nuevo director, en el desarrollo sostenible, y que este le devuelva la institucionalidad a una entidad que se ha visto manchada por la politiquería y el servicio a ciertos grupos, porque no se puede ocultar que es o fue el ‘fortín político’ de uno u otro gobernante de turno.

Hoy, a las 10:00 de la mañana, los integrantes del consejo directivo, es decir la gobernadora, los representantes, los cuatro alcaldes y demás integrantes, tienen la responsabilidad de designar al mejor de los aspirantes, de cerca de 30, sin importar color político, padrino, palanca o bendición, sino que sea el que congregue y establezca con su propuesta una defensa férrea de los principios y valores de la CRQ, que bien debe tenerlos presentes.

En consecuencia, el nuevo funcionario debe ser un excelente planificador, un motivador para el desarrollo del talento humano hacia un alto nivel profesional, un profesional que ejerza el control gerencial de conformidad con los procesos y procedimientos, un líder que promueva la participación ciudadana y que ante todo sea un hombre o una mujer transparente, honesto, responsable y respetuoso, que blinde con su actuar cada una de las ejecuciones y decisiones que tome al frente de la entidad ambiental.

Monumental deber el que tienen señores del consejo directivo, no sean inferiores a lo que el pueblo les exige, pues serán ustedes los autores de una decisión pusilánime y vergonzosa, o por el contrario de una decente, acertada y justa elección. Ustedes deciden.

Enviar | Imprimir |


COMENTAR ESTE NOTA

Publicidad